Enviar
Empresarios se unen por el medio ambiente

La organización The Nature Conservancy (TNC) lanzó ayer en Ciudad de México el Consejo de Conservación para América Latina, cuyo objetivo es atender los principales desafíos medioambientales de la región.
"América Latina se transforma y crece rápidamente, y existe una oportunidad única de encaminar ese crecimiento hacia la vía de la sostenibilidad", afirmó Henry Paulson, exsecretario del Tesoro de EE.UU. y presidente del Consejo junto a Alain Belda, director de Warburg Pincus Brasil.
En una rueda de prensa celebrada en la capital mexicana, Paulson destacó que éste es el momento de asegurar el bienestar de los bosques, pastizales, ríos y océanos que sostienen la vida y economía de la región.
Además de Paulson y Belda, hay 32 líderes empresariales y políticos que "colaborarán en el diseño, implementación y éxito de acciones dirigidas a superar" esos grandes retos en materia de medio ambiente.
Entre ellos el mexicano Emilio Azcárraga, director ejecutivo de Televisa, el venezolano Gustavo Cisneros, presidente del Grupo de Compañías Cisneros, y el colombiano Luis Alberto Moreno, titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Roberto Hernández Ramírez, presidente del Consejo de Administración de Banamex y también miembro del grupo lanzado ayer, aseguró que el proyecto constituye "una iniciativa sin precedentes" por el grado de compromiso de sus integrantes.
El objetivo es que los miembros del Consejo utilicen las destrezas que emplean tanto en los negocios como en el sector público para generar soluciones emprendedores e innovadoras a los problemas medioambientales de la región.
El trabajo del Consejo está centrado en buscar soluciones para garantizar el suministro del agua, desarrollar una infraestructura inteligente que reduzca el impacto negativo sobre los ecosistemas y velar por la seguridad alimentaria y la protección de paisajes sostenibles.
Los directivos precisaron que se valdrán de donantes, capital público y de empresas privadas para financiar los proyectos en cada una de las naciones en las que intervendrán.
En un informe presentado en marzo pasado, la organización no gubernamental TNC proyectó que América Latina podría pasar de tener en el 2000 unos 22,3 millones de personas sin acceso a agua en las ciudades a 71,4 millones en 2050, como consecuencia del incremento de la población y del cambio climático.
Esta agrupación tiene presencia en 35 países, 16 de ellos de América Latina, donde trabaja desde hace más de 36 años en la conversación de la biodiversidad.

México /EFE
Ver comentarios