Enviar
Costa Rica lleva al mismo tiempo diálogos con Europa, China y Singapur
Empresarios resienten costos de negociar tratados comerciales
• Diálogos simultáneos con varios frentes desgastan la posibilidad financiera para asistir a las rondas

Daniel Chacón
[email protected]

La contracción económica que viven los sectores productivos complica su participación en las rondas de negociación que se mantienen abiertas con la Unión Europea, China y Singapur.
La agenda de negociación es muy dinámica y la disponibilidad de recursos se ha visto afectada por el entorno.
El costo de participar en un cuarto adjunto cuando la cita es en Bruselas puede rondar los $4 mil por representante.
Ese dinero se obtiene mediante las cuotas ordinarias de los asociados, aportes extraordinarios, cooperación internacional o el financiamiento de una empresa con interés específico en la negociación. Todas han sufrido un deterioro debido al recorte de gastos ejecutados por las empresas.
Ante ello, la necesidad de optar por otros mecanismos para dar seguimiento a las rondas de negociación ha salido a relucir, como ocurre con la videoconferencia o el análisis de informes posteriores; pero los empresarios lamentan que estos no permiten defender adecuadamente los intereses del área productiva a la cual representan.
“Sí genera un desgaste, especialmente en lo que es recurso humano e inversión. Aunque no se vaya a la ronda, debemos revisar documentos y trabajar con especialistas en el diseño de las propuestas de negociación”, destacó Sergio Navas, vicepresidente de la Cámara de Exportadores.
La prioridad para el gremio exportador es el mercado europeo. En el caso de China, admiten que fueron los únicos con participación en la última ronda, pero esta fue financiada por las empresas que tienen intereses puntuales en ese mercado.
“Con la Unión Europea hemos gastado cerca de ¢13 millones, pues se ha asistido a todas las rondas de negociación y coordinación. Hemos aprovechado el uso de la tecnología para abaratar costos”, indicó Martha Castillo, directora ejecutiva de la Cámara de Industrias.
Por parte de este gremio ha habido escasa participación de empresarios en las rondas de negociación, porque consideran que hay mercados prioritarios en los cuales enfocar sus esfuerzos antes que en el europeo o asiático.
El criterio de que los frentes de negociación abiertos no responden a la necesidad prioritaria del sector productivo es compartido por la industria agroalimentaria, que destaca el tema de Unión Aduanera por encima de los nuevos tratados en negociación.
“Hoy en día todos los presupuestos están en riesgo, por eso se cuida mucho cada inversión que se realiza. El verdadero problema es que tengamos que estar invirtiendo recursos importantes en esfuerzos que podrían ser importantes, pero que no son la prioridad”, indicó Mario Montero, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Agroalimentaria.
Existe el caso de las uniones de cámaras, como la de Agricultura, que congrega a varios pequeños sectores. En otras condiciones, iban representantes de cada área, pero ahora es preferible enviar menos gente que represente a todas las partes.
“Estos procesos son sumamente caros y en ocasiones se complica participar, a veces uno se ve muy limitado para asistir a todas ellas. Como asociamos al sector agrícola y pecuario, unimos esfuerzos para mandar uno o dos representantes que vigilen el interés del sector”, externo Alvaro Sáenz, presidente de la Cámara de Agricultura.

Ver comentarios