Enviar
Sociedad china-costarricense nombró su directiva y quedó debidamente inscrita
Empresa que ampliará refinería lista para operar
Próximo año se dedicará a realizar estudios y construcción arrancará en 2011

La Sociedad Refinadora Sino-Costarricense (Soresco), firma a la que se le encargó la ampliación de la refinería de Moín con una inversión de $1.000 millones, está lista para empezar a operar.
El grupo, integrado por la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) y la Corporación Petrolera Nacional de China (CPNC), ya quedó inscrita en el país.
Además ya fue constituida y presentada ante el Registro Nacional la junta directiva de la nueva sociedad. Los directores fueron nombrados por un plazo de cuatro años.
La presidencia estará a cargo de Wang Xingyi, de CNPC, y la vicepresidencia de Gabriel González, como delegado de Recope.
Los cargos de secretario y primer vocal serán para representantes de la firma asiática, mientras Recope tendrá la tesorería y el segundo vocal.
Otro de los temas que ya fueron resueltos es el aporte del capital inicial de $10 mil que debían brindar en partes iguales cada uno de los socios.
Con todo resuelto, la expectativa es que comience a operar a partir de la segunda quincena de enero, afirmó José León Desanti, presidente ejecutivo de Recope.
Durante el próximo año, Soresco se abocará a establecer las líneas de acción y las directrices con que operará, afirmó Desanti.
Para ello la empresa deberá realizar el estudio de factibilidad para establecer los términos de arrendamiento, de ingeniería construcción y financiamiento del proyecto.
El costo de ese estudio es de $5 millones, de los cuales el contrato le exige a cada una de las partes aportar $2,5 millones.
El inicio de la construcción de la planta refinadora está previsto para 2011, con la meta de que empiece a operar tres o cuatro años más tarde, expuso el jerarca de Recope.
El proyecto plantea triplicar la capacidad de la refinería que tiene Recope en Moín, Limón, a 60 mil barriles al día.
La refinadora actual produce 20 mil barriles, en tanto que la demanda diaria costarricense ronda los 40 mil barriles.
Una vez concluida la ampliación de la planta, Soresco se la arrendará a Recope por un lapso de 15 años. Tras ese periodo la refinadora estatal deberá definir si ejerce la opción de compra.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios