Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



NACIONALES


Empleo congelado en muelles limonenses

Danny Canales [email protected] | Miércoles 15 febrero, 2012



Pensionados no serán reemplazados durante cinco años
Empleo congelado en muelles limonenses

Acuerdo entre sindicato y administración permitirá reducir personal

Tras un largo pulso de más media década, recientemente hubo un acuerdo que permitirá poner en marcha el plan de reestructuración en los muelles del Caribe.
Ello permitirá no renovar las plazas que dejen los trabajadores que se vayan pensionando.
Además, Japdeva trasladará a los muelles una parte de su personal administrativo, en el cual hay duplicación de funciones.
Con esta medida, que se extenderá por cinco años, se busca reducir el personal de los muelles de Limón y Moín, como parte de las acciones para contener la crisis y competir en el negocio portuario.
Fue el sindicato el que cedió para que se pudieran reducir algunos de los puestos de trabajo, pero la administración de Japdeva también debió poner de su lado.
Como contraparte, Japdeva tiene un plan de inversión por el orden de $65 millones en el equipamiento de los puertos y en la construcción de un puesto de atraque de buques en Moín.
Las medidas que se pondrán en marcha para mejorar la eficiencia en los puertos caribeños fueron confirmadas, por separado, por Ronaldo Blear, líder sindical, y Allan Hidalgo, jerarca de Japdeva.
Aún es incierto el total de plazas que se congelarán, pues no serán todos los puestos que queden libres los que no se repondrán.
Si se determinara que es necesario suplir unos cuantos puestos, se hará, destacó Blear, quien sí dejó claro que no habrá un solo despido.
En un principio, el propósito de Japdeva era recortar unas 600 plazas y ya por último se hablaba de al menos 200.
Actualmente Japdeva cuenta con 1.400 colaboradores para atender las funciones administrativas y operar los muelles de Limón y Moín.
De estos, el año pasado se jubilaron 57 y se estima que al finalizar 2012 otra cantidad semejante dejará la institución.
Determinar cuáles de esos puestos se reponen y cuáles no, será tarea del área administrativa de Japdeva, reconoció Blear, pero advirtió que el sindicato velará por que los recortes no diezmen la operación portuaria.
En cuanto al traslado de personal del área administrativa a la operativa, Blear prometió que se hará por consenso y no por imposición.
La idea es que inicialmente el personal administrativo reponga las plazas que se vayan congelando, pues se determinó que existe duplicación de algunos puestos.
Tomando en cuenta que el 75% del presupuesto de Japdeva se destina a salarios, con la reducción del personal se busca desahogar a la entidad para que pueda invertir en proyectos de desarrollo.
Por el otro lado, el compromiso de la administración de los puertos es invertir $45 millones para adquirir varios equipos en el muelle de Moín, incluidos dos grúas portuarias, cabezales, y lanchas.
Adicionalmente se gestiona la construcción del muelle 5-7, en el que se pretende invertir otros $20 millones, adelantó Hidalgo.
Con el nuevo equipo se pretende convertir a Moín en la principal terminal de carga general del país, debido a que el puerto privado que se dará en concesión se llevará el negocio de los contenedores.
El acercamiento entre el sindicato y la administración portuaria se dio luego de que el Gobierno renunciara a dar los muelles de Limón y Moín en concesión, como fue su intención en un principio.

Danny Canales
[email protected]