Enviar
Diplomático aprovecha visitas a compañías para hablar a favor del Cafta

Embajador de EE.UU. inicia giras empresariales

• Ayer hizo el primero de una serie de recorridos que realizará por varias empresas nacionales
• Viajes pretenden conocer el impacto del libre comercio en empresas que exportan a Estados Unidos

Israel Aragón
[email protected]  

Luego de estrechar diplomáticamente la mano a Rodolfo Molina, uno de los propietarios de la compañía textilera Rincón Grande, Mark Langdale, embajador de Estados Unidos, inició ayer un proceso para analizar de primera mano el trabajo de las empresas que se ven beneficiadas de la relación comercial con el país norteamericano.
Los recorridos se aprovechan también para, de una u otra forma, destacar aspectos a favor del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (Cafta).
Las giras se harán a compañías que comercien con Estados Unidos, aunque aún no se ha dado a conocer el detalle completo del cronograma.
La de ayer, por ejemplo, fue a la compañía Rincón Grande, una textilera que exporta el 70% de su producción a Estados Unidos.
La empresa nació en junio del año pasado, a solicitud de la cadena norteamericana de tiendas de ropa deportiva Foot Locker, que requería satisfacer su demanda anual de casi 40 millones de camisetas tipo “T shirt”.
Esta necesidad llevó a Rodolfo Molina y Guillermo Gutiérrez, actuales dueños de la textilera, a crear Rincón Grande y comercializar las camisetas RG Shirts.
Actualmente poseen dos plantas, una en Pavas y la otra en Grecia. Entre ambas emplean a unos 250 trabajadores, la mayor parte mujeres jefas de hogar.
Para elaborar sus productos importan los hilos de algodón de Estados Unidos, con los cuales elaboran la tela en la planta de Pavas y la envían luego a Grecia, donde se elaboran las 200 mil camisetas mensuales que se distribuyen a través de los locales de Foot Locker. También exportan dos contenedores semanales de tela a Honduras.
A pesar de que la gira es del embajador Langdale, fue Molina, el empresario, quien hizo de vocero.
En una pequeña conferencia improvisada en la soda de la planta de Grecia, el gerente general explicó que sin el mercado norteamericano se quedarían con solo el 30% de sus ventas actuales, lo que les obligaría a reducir el personal y bajar su producción.
Consultado sobre la competencia que representa China en el sector afirmó, bajo la mirada fija de Langdale, que Costa Rica cuenta con una ventaja competitiva al encontrarse mucho más cerca de Estados Unidos y poder suplir sus necesidades en mucho menor tiempo y a menores costos.
Al respecto el embajador norteamericano confirmó que “siempre existe la posibilidad de competir con productos más especializados, con diseño o algún otro valor agregado, como lo hace Italia“.
“Sin Cafta deberemos pagar un arancel del 18,5%. A pesar de la incertidumbre, seguimos en Costa Rica, entre otras razones, por la facilidad con que aquí tenemos acceso a la tela, algo que escasea en otras regiones de la Cuenca del Caribe”, dijo Molina.
Ver comentarios