Electricidad cara complica a sector industrial
Las compañías grandes que aportan mayor proporción de la producción y del empleo industrial, son las que presentan las expectativas menos halagadoras, comentó Juan Ramón Rivera, presidente de la Cámara de Industrias. Marco Monge/La República
Enviar

Producción aumenta, empleo se estanca

Electricidad cara complica a sector industrial

Urge revisión a modelos tarifarios de Aresep, afirman empresarios

Los costos de la tarifa eléctrica son el principal dolor de cabeza de los empresarios nacionales, por lo que insistirán en revisar los modelos tarifarios fijados por la Aresep.

201303112216050.n44.jpg
Pero los costos en electricidad no son el único obstáculo para las pymes y las grandes empresas, ya que existen otros factores como la competencia informal y el tipo de cambio, que afectan la competitividad.
Además, el sector industrial, por medio de una encuesta, anunció que aumentará su producción para este año, pero que esto no se reflejaría en un crecimiento del empleo.
El constante incremento en la factura eléctrica preocupa a las compañías, por lo que proponen una aprobación del Proyecto de Contingencia Eléctrica en un corto plazo y de la Ley General de la Electricidad, así como la inversión en nuevas fuentes de energía limpia, donde se involucre al sector privado en su participación.
“Creemos que es necesaria una revisión del modelo tarifario que utiliza la Aresep. Es un modelo que lleva muchos años aplicándose, tiene un principio de servicio al costo, y ese servicio no puede ser a cualquier costo”, comentó Martha Castillo, vicepresidenta ejecutiva de la Cámara de Industrias.
Sumado a esto, muchas empresas se han visto limitadas por la apreciación del colón, el precio de materias primas y el costo de los combustibles.
Es así como los empresarios también presionan por una Ley de Hidrocarburos y la implementación de energías alternativas, que rebajen los costos y disminuyan la contaminación.
La competencia informal y los altos impuestos también destacaron entre los puntos flacos que impiden el crecimiento del sector industrial, así como el difícil acceso a financiamiento.
Para este último rubro, los industriales insistirán en implementar una reforma al Sistema de Banca de Desarrollo.
Con base en estos factores, las posibilidades de crear nuevos empleos es baja, aunque las expectativas de aumento en la producción son altas.
Un 65% de las empresas afirmó que incrementará su producción, mientras que un 28% no hará ningún cambio, mientras que solo un 6% reducirá su producción.
No obstante, más producción no implicará más trabajos. Un 60% de las empresas mantendrá su planilla sin cambios, mientras que un 28% la aumentará y otro 11% reporta que hará recortes de personal.
Algunas empresas grandes aumentarán su producción, pero lo que hacen es automatizar y comprar maquinaria, por lo que no contratan nuevo personal, explicó Pedro Morales, asesor en política industrial y pymes.
Los datos se obtuvieron encuestando a 200 compañías, donde 50 son grandes empresas y 150 corresponden a pymes. El estudio se llevó a cabo entre el 28 de enero y el 8 de marzo de este año.

Luis Fernando Cascante
[email protected]
 

 

Ver comentarios