Enviar
El síndrome del trabajador fundido
La fatiga crónica así como los trastornos de sueño forman parte de los síntomas de este mal

Es común en algunas ocasiones sentirse cansado o con cierto nivel de estrés, pero cuando su cuerpo experimenta síntomas que cruzan el límite, es mejor que empiece a preocuparse.
La fatiga crónica, trastornos del sueño e incluso desórdenes gástricos como gastritis y tensión muscular como las contracturas, le pueden indicar que padece el síndrome del trabajador fundido o también conocido como “burnout”.
“Este mal obedece a un desequilibrio entre las expectativas personales y la realidad laboral. Los cambios conductuales y laborales como el absentismo laboral, las adicciones (tabaco, alcohol, drogas), menor capacidad en el trabajo, acciones hostiles, conflictos interpersonales, mayor propensión a la negligencia, también son algunas señales de quien la padece”, comentó Shirley Garita, directora de Asesoría Estudiantil y Psicología de Ulacit.
La experta suma a estos síntomas emocionales como la irritabilidad, la dificultad para concentrarse y el distanciamiento afectivo.
Como posibles causas están las jornadas laborales de más de ocho horas, no cambiar de ambiente por mucho tiempo, los trabajos mal remunerados, así como la falta de valoración del trabajador y su función.
“El actual ritmo laboral, cada vez más acelerado, suele ser el causante del estrés entre la mayoría de trabajadores sin embargo, estar estresado no es lo mismo que ‘estar fundido’, esto aparece tras un periodo prolongado de agotamiento mental, físico y emocional y es consecuencia del modelo de gestión administrativa que sigue la empresa”, comentó Mario Hernández, subgerente general de Banco LAFISE.
Para evitarlo considera fundamental capacitar de manera constante al personal sobre técnicas para el manejo del estrés y para la resolución de conflictos.
También se vislumbra la posibilidad de realizar actividades extralaborales, donde se comparta de una forma distinta a la habitual.
“Resulta de gran valor que las empresas reconozcan la importancia de brindarles a los trabajadores nuevos espacios, es decir realizar actividades fuera de la oficina de manera continua y programada, con el fin de promover la superación de objetivos, formar equipos con sentido de pertenencia y reconocer sus logros”, comentó Ileanah Carazo, instructora internacional especializada en Balance Energético.

Disminuya los efectos negativos
1. Mantenga un buen régimen de ejercicios, sueño y distracción.
2. Un área que se puede ver alterada de forma importante es la alimentación, provocando incluso que la persona enferme. Una alimentación adecuada es muy importante para prevenir complicaciones de salud.
3. Evite y controle el abuso de sustancias como la cafeína, nicotina y alcohol.
4. Una correcta distribución y aprovechamiento del tiempo que le permita a la persona cumplir con las demandas cotidianas de forma equilibrada.
5. Mantener las interacciones sociales. Es muy importante que no se encierre en sí mismo, los apoyos sociales son muy necesarios, en estos casos es importante que cuente con amigos, familiares y compañeros de trabajo con quienes pueda hablar de lo que le sucede.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios