Enviar
El sexo y el chocolate para la mente

Mantenga la mente saludable y la capacidad cerebral en perfecto estado con simples consejos

Melissa González
[email protected]  

El estilo de vida es un factor fundamental para quienes anhelan mantener su mente en perfecto estado e incluso para mejorar la capacidad cognitiva.
Este estilo de vida está compuesto por diversos factores que van desde la alimentación y las personas con que se comparte.
Esto según un libro publicado recientemente por el psicólogo del conocimiento Terry Horne y el bioquímico Simon Wootton, titulado “Teach Yourself: Training Your Brain”.
El libro contiene detalles de cómo la dieta, el ambiente, el estrés y otros aspectos de la vida moderna afectan la capacidad mental.
Los autores describen al cerebro más como una fábrica química que como un ordenador, según una nota publicada en www.yahoo.com.
“Por décadas hemos pensado que la capacidad cognitiva del cerebro está determinada genéticamente, mientras que ahora está claro que es una decisión del estilo de vida. Lo que comemos, cómo aprendemos en la escuela y qué tipo de caprichos tenemos es crucial”, expresó Horne a la página www.guardian.co.uk.
“La gente puede tomar decisiones en la vida que no solo prevengan lo que solía ser visto como el inevitable declive de la habilidad cognitiva después de los 17 años, sino que además incremente constantemente la capacidad durante la edad adulta”, dijo Horne en la publicación.
Entre los consejos que ofrecen en su libro está disfrutar del chocolate negro y practicar mucho sexo.
El chocolate negro es bueno porque contiene muchas de las sustancias químicas presentes cuando el cerebro está pensando bien, relaja los músculos en torno a los vasos sanguíneos y de hecho mejora el flujo sanguíneo al cerebro, según explican los autores.
Entre los factores que pueden afectar la capacidad cerebral destacan el estrés, el consumo excesivo de alcohol, ver telenovelas o mezclarse con gente cínica, o que se lamenta todo el tiempo.
Por el contrario, aconsejan mezclarse con personas con buen sentido del humor o que compartan los mismos intereses.
En el libro además se recomienda una fórmula denominada Bliss, por sus siglas en inglés que implica el placer a base del cuerpo, la risa, la participación, la satisfacción y el sexo, todo lo cual permite al cerebro pensar bien.
En la publicación además se considera que los niños no deberían realizar sus tareas solos, y estima que sus mentes funcionarían mejor y obtienen ayuda de sus padres o compañeros de clase.


Aliméntese correctamente

Una de las principales claves para mantener en forma al cerebro está en la nutrición, estos alimentos le pueden ayudar:

Pescado
Estudios han demostrado que las personas pueden protegerse del deterioro general que sufre el cerebro con la edad, así como del mal de Alzheimer.
Incluso en la edad adulta media se pueden observar disminuciones en el rendimiento del cerebro, antes de que aparezcan síntomas más serios de demencia. Esto se puede prevenir con tan solo incluir pescados “grasosos” una vez a la semana como parte de la dieta.

Acido fólico
Es una de las vitaminas del complejo B, que se encuentra principalmente en los vegetales de color verde oscuro, como brócoli y espinacas. Así como en algunas frutas cítricas.
Una dieta rica en las fuentes de ácido fólico puede proteger en especial contra la disminución de la memoria así como ayudar a mantener la capacidad de lenguaje y concepto del espacio.

Vitamina C y beta - carotenos
Estos dos conocidos nutrientes tienen función antioxidante, esto significa que pueden proteger a las células del daño oxidativo, que ocurre inevitablemente con el paso de los años, culpable del deterioro de todos los órganos, incluyendo el cerebro.

Té verde
Además de ayudar a controlar su peso, el té verde puede ayudar a mantener la memoria, es rico en compuestos antioxidantes llamados polifenoles. Estos pueden ser aún más potentes en proteger contra el daño celular que las vitaminas mencionadas anteriormente.

Desayuno
Un buen desayuno puede ser la clave para mantenerse más alerta y mejorar el rendimiento durante el día.

Fuente: Rebeca Hernández, nutricionista
Ver comentarios