Enviar
Lunes 24 Agosto, 2009

El futuro de Costa Rica

Se anuncian las primeras señales de recuperación de la crisis económica mundial en Estados Unidos. ¿Qué pasará luego?
Podrían ocurrir varias cosas: que todo vuelva a su cauce —con indicadores de consumo similares a los de 2007— o bien, se genere una reacción de los mercados tan lenta y pasiva que no despegue; o por otro lado, que los hábitos de consumo sufran variaciones importantes, debido por ejemplo a una mayor conciencia del valor de los recursos y del medio ambiente. Talvez, pueda darse una combinación de varias.
En todo caso empresarios y dirigentes nacionales no debemos quedarnos esperando a ver qué pasa. Es una oportunidad para tomar el liderazgo.


El país debe forjar sus políticas de desarrollo sostenible integrando la participación de todos los sectores productivos y de servicios como turismo, construcción, comercio, salud, seguridad y educación, entre otros.
El 2009 ha sido un año de logros en el posicionamiento de Costa Rica. Debemos aprovechar este impulso y consolidarlo con la promoción adecuada.
El 4 de julio los medios publicaron un informe de la organización británica The New Economics Foundation, el cual pone a Costa Rica en el primer lugar entre 43 naciones del mundo, en el índice que mide la felicidad.
Posteriormente un informe de las Naciones Unidas del 9 de julio destaca los bajos niveles de mortalidad infantil y los altos niveles de salud, aun cuando también señala debilidades en desarrollo económico y social.
Meses atrás, la famosa presentadora Oprah Winfrey destacó en uno de sus programas estelares que la Península de Nicoya es una de las cuatro zonas privilegiadas por contar con una población longeva y por su lugar número uno en el ranking de la felicidad, según el investigador independiente de National Geographic, Dan Buettner, quien analizó varias zonas del mundo durante siete años.
Costa Rica debe ofrecer un destino turístico sostenible como lo subrayó Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT) durante su visita a nuestro país en junio.
Yo creo que como país seguimos debiendo. Basta observar los ríos, playas y calles de la ciudad donde se acumulan basura y plásticos, la delincuencia que afecta cada día con más fuerza, las drogas, la prostitución, la deforestación y la contaminación de buses, vagonetas y camiones que impunemente arrojan toneladas de humo negro al cielo.
La iniciativa oficial de Paz con la Naturaleza ha producido muy pocos frutos, si produjo alguno que yo desconozca, debido principalmente a que no incluyó la participación general del país. Debemos retomar esta iniciativa pero con la participación masiva del pueblo costarricense para asegurar su sostenibilidad y el involucramiento de todos los sectores y ministerios.
Este es uno de las grandes retos. Solo así será realidad la promesa de tener un país carbono neutral para 2021.

Eduardo Villafranca
CEO Grupo Islita
[email protected]