El camino de la verdad
David Guzmán ha sido pieza fundamental de Saprissa esta temporada, ahora deberá luchar contra la fuerte defensa de la UCR, entre ellos Jameson Scott. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

El camino de la verdad

Arrancan las semifinales del Campeonato Nacional

¿Fuerzas desiguales?

Universidad - Saprissa
Estadio Ricardo Saprissa, 3 p.m.

El cuarto lugar del torneo, Universidad de Costa Rica, ante el líder de la clasificación, Saprissa.
Una serie que por números, planilla e historia presenta a los morados como favoritos, y a eso se suma que los universitarios han decidido jugar su partido de local en la cancha de su rival, el Ricardo Saprissa.
Los tibaseños llegan con la presión de no acceder a finales desde que obtuvieron su último título en el Verano de 2010.
Así que para Ronald González y sus dirigidos la obligación de clasificar es total. Está es la tercera vez que los morados acceden con González como técnico a estas instancias, en las dos anteriores no lograron el objetivo de llegar a la final.
Por eso su equipo debe ya dar ese paso. El club lo exige y su afición mucho más, con sed de triunfos.
El fútbol de toque, de tener el balón y el juego aéreo, especialmente de Watson, han definido al Saprissa de esta temporada.
Por su parte, la UCR se convirtió en la gran sorpresa de estas semifinales y todo lo que logré será ganancia.
El conjunto que José Giaccone, quien dirigirá su primera semifinal en el campeonato, ha logrado armar se conoce bien y quiere seguir haciendo historia.
Adelante Lucas Gómez y Jorge “La Fecha” Barboza conforman una dupla que es veloz y talentosa, y además cuenta con experiencia. Atrás su defensa es fuerte y difícil de superar.
Una serie que pinta desigual, pero que Saprissa debe demostrarlo en el terreno de juego.

Dos viejos conocidos

Herediano – Alajuelense
Estadio: Rosabal Cordero, 6 p.m.

201404260025470.a11.jpg
Herediano llega con muchas cuentas pendientes ante Alajuelense, y para cobrarlas necesita la versión de Josimar Arias, quien sería marcado por Ariel Rodríguez. www.imagenesencostarica.com/La República
Alajuelense y Herediano nos presentan una semifinal sin favorito. Estos equipos que más bien están acostumbrados a jugar finales en los últimos años ahora se enfrentan al hecho de que uno tendrá que abandonar la competencia en la instancia anterior al cierre del torneo.
Herediano es un equipo fuerte, completo, con equilibrio en sus líneas, buena banca, y pese a que tras la salida de Marvin Solano pareció tener un desfase, en los últimos encuentros dio muestras de haber reencontrado el camino.
Su prueba de fuego es acá y ahora; derribar al campeón y posiblemente después ir por un Saprissa encendido con una final asegurada en Tibás.
Lo cierto es que los florenses tendrán la obligación de arriesgar este domingo en su sede, porque a diferencia de otras semifinales ahora no cuentan con la ventaja deportiva y la única forma de no caer en el juego de Óscar Ramírez, quien de seguro les planteará un partido cerrado, será abriéndolo con base en goles.
Alajuelense jugará a “lo Ramírez”. Este técnico plantea juegos de mucha marca, poco riesgo, quitarle la posesión al rival, contragolpearlo o sorprenderlo, apostando mucho a la pizarra en las jugadas con bola muerta.
Óscar puede jugar rígido, con Sancho y López en las bandas, máxime que tiene a Salvatierra lesionado, o puede darle más elasticidad al partido por los carriles si decide utilizar a Ariel Soto y Ronald Matarrita, o por lo menos a uno de los dos.
En el esquema riguroso, la bola muerta o los pelotazos al hondureño Jerry Palacios o a Jonathan McDonald, estarán a la orden del día, en el segundo se podrían formar bonitas sociedades que planteen un juego más alegre. Lo que sí está claro es que Ramírez solo arriesgará si recibe goles.

Dinia Vargas y Luis Rojas
[email protected]
[email protected]
@dvargasLR

 

Ver comentarios