Enviar
Jueves 14 Agosto, 2008

El sistema ferroviario nacional


Para la mayoría de los políticos de todos los partidos, en Costa Rica y en muchos otros países, la palabra “planificación” es un sinónimo de planificación económica. No sin razón, pues es muy poco lo que se puede hacer sin dinero, pero las consecuencias no se hacen esperar y están a la vista en casi todos los sectores de nuestro país.
El otro aspecto fundamental al que prestan poca atención los políticos es la interrelación ineludible que existe entre el sector económico, el sector social y la infraestructura de un país. Esta interrelación es vinculante y proporcional, no se le puede ignorar resolviendo problemas específicos de un sector sin tomar en cuenta su repercusión en los demás sectores y su dimensión, en otras palabras, la planificación debe ser integral.
En la carrera de arquitectura de la UACA hemos trascendido el esquema convencional de preparar arquitectos exclusivamente para la edificación y su gloria personal, por la verdadera misión de esta carrera cual es el ordenamiento y la solución de problemas de índole variada, mediante un aporte creativo, estratégico y organizado, más acorde con la globalización que vivimos hoy en día, que a su vez le brinda al arquitecto más oportunidades de incursión en el contexto nacional y mundial.
Esta iniciativa implantada hace ya muchos años, ha llevado a los estudiantes del curso de diseño urbano de licenciatura a analizar y a dar solución a los más diversos problemas nacionales que obviamente involucran a los sectores económico, social, ambiental y de infraestructura. Durante este proceso se ha estudiado todo el país y obviamente los restos del sistema ferroviario nacional. Labor de estudiantes desaprovechada por los gobiernos pues constituye un banco de estudios de prefactibidad en la carrera de arquitectura y en todas las carreras, sin ningún costo para el gobierno en el caso de las universidades privadas y a un costo relativamente bajo, en el caso de las universidades públicas.
En el caso del sistema ferroviario, han evidenciado nuestros estudiantes que posiblemente lo más valioso de esta herencia es el derecho de vía, en el que se perfila un gran potencial para el establecimiento de un sistema de transporte rápido de pasajeros para la Gran Area Metropolitana desde Alajuela y Heredia hasta Cartago en la vía del Atlántico, formando un anillo de circunvalación con la vía del Pacífico desde Ciruelas hasta San Pedro, pasando por Belén y Pavas.
En el caso del ferrocarril de carga, prevalece el criterio de enlazar Moín y Limón con Caldera por el sur o por el norte de la Gran Area Metropolitana sin penetrarla pero con una gran terminal en Ciruelas para carga y descarga. Lo anterior, sin descartar un eventual entronque de los puertos del Caribe con el Pacífico por la llanuras de San Carlos y sin ignorar tampoco la eventual posibilidad de un ferrocarril centroamericano. Obviamente, estas propuestas de los estudiantes contemplan su ejecución con tecnología de punta mediante la concesión de obra pública.
Elemental razonamiento de sentido común que aportan los estudiantes de arquitectura con los evidentes beneficios sociales ambientales y económicos que una solución de esta naturaleza conlleva para beneficio de la situación actual del país.

Manuel Gutiérrez Rojas
Decano Facultad de Arquitectura UACA