Enviar
¡El nuevo Tuma!

Las lesiones le hicieron cambiar de rumbo y acercarse a Dios

Cristian Williams
[email protected]

En la cancha sigue siendo el mismo jugador aguerrido, luchador, de entrega y liderazgo. Al futbolista no lo cambiaron las lesiones, pero a la persona sí. Conozca al nuevo Gilberto Martínez.
Con solo escucharlo se nota el cambio, su tono de voz es otro, su pensamiento más amplio. Del abismo más profundo, en medio de lágrimas, emergió como Ave Fénix, encontró a Dios y su vida ha dado un giro.
Han sido más de tres años entre operaciones, recuperaciones, rehabilitaciones, dolores y lágrimas. Gilberto Martínez contó en el programa Primer Tiempo de Radio Sinaí, su nueva forma de ver la vida, en la que Dios esta en la cima.

¿Cómo soportó estos dolorosos 3 años?
Primero que todo le doy gracias a Dios, quien me dio la mano en todo, el apoyo de los familiares y mis tres amigos que siempre están allí. Es difícil, tener momentos así son pocos los que lo entienden, hay que tener mucha paciencia y pedirle a Dios. Ya es pasado y ahora queda mejorar en todos los aspectos. Gracias a Dios pude salir.

¿Sintió impotencia al no recuperarse?
Así es, no soy mentiroso, más de una vez me senté en la orilla de mi cama, lloré muchas veces pensando en que pasaría, si podría volver a jugar o no. Después de ver la luz en un momento, volver a operarme, seguir con la rehabilitación, luego otra operación, todo fue un martirio, pero al final Dios tiene un propósito para cada persona. Espero que haya quedado algo de estos dos años de inactividad, para que ahora que está un poco mejor la situación lo sepa apreciar e ir al frente.

¿Esto lo acercó más a Dios?
Así de claro es, nosotros los seres humanos siempre esperamos que pasen las peores cosas o estar en una difícil situación para volver los ojos hacia Dios, al final lo importante es seguir adelante pero con una manera diferente de ver la vida, muy diferente a como la veía antes de la lesión. Para eso suceden estas cosas, para uno mejorar como persona y sobre todo para acercarse más a Dios.

¿Sos una persona más espiritual ahora?
Sí, uno tiene que hacer conciencia sobre ciertas cosas, pero no lo hace hasta que realmente no le pasan situaciones que lo hacen reflexionar y buscar a Dios para pedirle misericordia y sobre todo un poquito de paciencia para soportar las cosas duras de la vida.

¿Qué espera de 2009?
Deseo que sea un año positivo en todo el sentido de la palabra, en lo personal, profesional, en lo familiar y ante todo a nivel de salud. Me siento tranquilo conmigo mismo y sobre todo con el trabajo que realizo, hemos dejado atrás una lesión de mucho tiempo y lo importante es que se ha comenzado de nuevo, dándole para adelante con trabajo y perseverancia.

¿Espera volver a la selección?
Claro, si uno como jugador no aspira a ponerse la camisa roja entonces no le gusta el fútbol. Yo me la quiero poner, pero estando bien y con la esperanza de que el técnico confié en mí. Hablé con Kenton sobre el tema en diciembre, todo quedó claro y queda ver como me va en este mes del campeonato.


Brescia ofrece renovar

Hace dos meses en Italia solo esperaban que llegase mayo para terminar la relación laboral con Martínez. Ahora la situación es otra.
“Aquí nadie esperaba que yo volviera a jugar fútbol, pero Dios tiene un propósito para cada persona y ahora ya me están ofreciendo renovar el contrato”, comentó el defensor.
Aunque sabe que se pueden presentar ofertas de otros equipos, Martínez asegura que las analizará, pero que está bien en el Brescia aparte de muy agradecido, ya que nunca lo dejaron “botado” en los años que estuvo lesionado.
“Lo digo sinceramente, si se da una opción bien, sino estoy tranquilo aquí, debo reconocer que el club no me dio la espalda, si tengo que terminar mi carrera aquí lo haré tranquilo, trabajando con el objetivo de regresar a la Serie A”.


Ver comentarios