Enviar
Proyectos se “engavetarían” en caso de que el “No” triunfe en el referéndum
Ejecutivo desistiría de apertura de monopolios

Carlos Jesús Mora
cmorah@larepublica.net

El Poder Ejecutivo dio un cambio brusco en sus planes una vez que se conozca el futuro del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos (CAFTA).
La intenciones del Gobierno eran las de continuar con el trámite de los proyectos de ley de apertura en seguros y telecomunicaciones, aún y cuando el “No” triunfara en el referéndum del próximo 7 de octubre.
Sin embargo esta posición cambió drásticamente. El presidente Oscar Arias dijo ayer que en caso de que el “No” se imponga, esas iniciativas “se empacarían y meterían en una gaveta para toda una vida”.
Dichas declaraciones contrastan con las ofrecidas hace pocos días por el Gobierno y los diputados oficialistas en el Congreso, en cuanto a que ante una eventual derrota del “Sí” el 7 de octubre, la agenda de acompañamiento del Cafta seguiría su rumbo normal en la Asamblea Legislativa.
Tanto el Presidente de la República como el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias no dieron mayor detalle sobre las consideraciones que pesaron en la repentina decisión. “Fue una decisión que tomamos hoy”, argumentó Rodrigo Arias.
La decisión sorprendió a los sectores promotores y adversarios del Cafta. Evita Arguedas, diputada independiente, aseguró que la decisión le parece oportuna, sin embargo recalcó que este no era el momento para comunicar tal decisión.
Sin embargo, las palabras del gobernante fueron interpretadas de forma distinta en la bancada oficialista.
“Las declaraciones del Presidente van más allá, estoy segura que no se trata de desistir de estas iniciativas de manera definitiva, sino de enviarlas de nuevo a comisión”, aseguró Mayi Antillón, jefa de fracción de Liberación Nacional.
Pero las palabras de Antillón resultan contradictorias para el Partido Acción Ciudadana. Elizabeth Fonseca, jefa de fracción de esta agrupación, aseguró que no hay concordancia entre lo dicho en la Casa Presidencial y lo que promueven los diputados oficialistas.
“Esto es una manera de distraer la opinión pública por lo del memorándum, nosotros en el PAC seguimos firmes en no votar esa agenda aunque se apruebe el Cafta”, enfatizó Fonseca.
Ver comentarios