Logo La República

Viernes, 18 de octubre de 2019



NACIONALES


Doryan versus Chinchilla... un choque entre amigos

Luis Valverde [email protected] | Miércoles 08 diciembre, 2010



Conflicto de tendencias entre mandataria y jerarca del ICE quedó de lado, por ahora
Doryan versus Chinchilla… un choque entre amigos
Empresarios y sindicatos presionan en ambos lados
A pesar de que el país se encuentra comprometido con la apertura de las telecomunicaciones, tras la aprobación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta), el camino recorrido ha mantenido al Gobierno frente a una encrucijada.
Por un lado, el Poder Ejecutivo se manifiesta a favor de cumplir con los compromisos de la apertura celular.
Por otro, debe resguardar los intereses del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
Este escenario ha colocado en claro choque de tendencias a la gobernante Laura Chinchilla, que ha salido en defensa de la apertura, y a Eduardo Doryan, presidente ejecutivo del ICE, quien —pese a ser nombrado en el cargo por la propia mandataria— se ha manifestado comprometido con el Instituto.
Ante este panorama, en las últimas semanas se produjo un acuerdo para que la Superintendencia de Telecomunicaciones analizara un nuevo esquema tarifario que le permita al ICE mantener su equilibrio financiero. A cambio, el Instituto retiró su intención de acudir a un juzgado para dirimir el conflicto.
Mientras el tema se dilucida por parte de la Superintendencia, ambas tendencias sufren fuertes presiones externas.
El sector empresarial exige que Chinchilla se meta más de lleno en el tema, incluso alineando a las autoridades del ICE bajo el marco de lo que establece el Cafta.
Mientras tanto, los sindicatos del Instituto critican la supuesta intromisión de los empresarios y del Gobierno en contra de la entidad, debido a presuntas exigencias del Ejecutivo contra Doryan para que retirara la denuncia del Juzgado Contencioso.
Por su parte, Doryan aduce estar a favor de la apertura y no estar retrasando el proceso. Aun así ha salido en clara defensa de la entidad que representa, aunque ello le signifique una oposición a las ideas del Gobierno.
Como intermediario, Chinchilla ha colocado a Marco Vargas, su ministro de la Presidencia, quien apoya a su jefa en cuanto al impulso a la apertura de las telecomunicaciones, pero que en la práctica se autocalifica como una figura que busca el diálogo y los acuerdos.
Mientras todo ello ocurre, los plazos otorgados para la apertura celular siguen su marcha.

Luis Valverde
[email protected]





© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.