Desconfianza impera a pesar de buen ambiente económico
Enviar

Los empresarios no sienten confianza para realizar inversiones, a pesar de que factores como inflación y tasas de interés se mantienen a la baja y el tipo de cambio sigue estable, además de que el crecimiento en el PIB podría dar números favorables para este año.
Así lo detalló la encuesta que genera el Índice de Confianza del Consumidor, desarrollada por la Escuela de Estadística de la UCR, que llegó a su medición 50.
La confianza se estancó y registró un 38,6%, lo cual supone que la incertidumbre podría empezar a aumentar pese a que ese rubro venía mejorando paulatinamente en los últimos seis meses.
Incluso para este gobierno las cifras empezaron cercanas al 50%, pero conforme pasa el tiempo han venido mermando, hasta acercarse al 38,6%, una caída de 11 puntos porcentuales debido a factores específicos como percepción de pérdida de capacidad de compra y el creciente desempleo.
“La población tiene la idea de que el futuro económico nacional puede llegar a ser crítico, no vislumbra un futuro promisorio, especialmente por el desempleo y las cifras de pobreza, y ese escepticismo es prácticamente igual en todos los grupos socioeconómicos”, dijo Johnny Madrigal, economista de la UCR.
Para el sector empresarial, las preocupaciones que señala el informe son esenciales para tomar decisiones sobre sus inversiones, ya que hubo un aumento en percepciones negativas al pasar de un 13,9% a un 28,9% mientras que las opiniones favorables decayeron de un 25,8% a un 12,4% entre 2014 y mayo de 2016. En síntesis, los criterios pesimistas duplican los optimistas.
Las dudas con respecto al déficit fiscal y a los planes para nuevos posibles impuestos, así como el recelo de su eventual impacto en la economía nacional, hacen pensar a los costarricenses que lo más conveniente es guardar su dinero y utilizarlo en gastos necesarios que invertirlo en una transacción.

201605251956290.rec-8.gif



Ver comentarios