Enviar

Desarrollos de uso mixto

201306241120580.danny quiros.jpg
Durante los últimos años, el mercado inmobiliario en Costa Rica se moderniza en busca de nuevos formatos para ofrecer diferentes alternativas de negocios. Un ejemplo de esto son los desarrollos de uso mixto, una de las tendencias que dominará con la tipología de crear “mini-ciudades” cuya fórmula básica dispone viviendas, oficinas, locales comerciales y hotelería.
Los desarrollos de uso mixto elevan la plusvalía de las zonas residenciales circunvecinas y la calidad de vida de sus habitantes ya que permiten que las personas puedan mezclar actividades como el trabajo, el descanso, el entretenimiento y la educación en una misma zona. De esta forma prescinden de los vehículos y evitan los congestionamientos y la alta contaminación que estos producen.
La iniciativa de la municipalidad de San José de repoblar el casco urbano de la capital, también ha fomentado el desarrollo de este tipo de proyectos, principalmente condominios verticales que mezclan locales comerciales, oficinas y apartamentos con vistas muy atractivas. Por su parte, en la periferia de la capital los desarrollos se orientan a mezclar edificios corporativos, hoteles, residencias, locales comerciales y lugares de entretenimiento, los cuales han tenido una buena aceptación, principalmente en los sectores de Heredia y Escazú que tienen mucha población joven.
El precio de arrendamiento cambia cuando se trata de vivienda o cuando hay interés en rentar espacios comerciales. Las cifras también varían dependiendo de la ciudad o la ubicación del inmueble. Otro elemento determinante en la fijación de precios, es la cantidad de gente cautiva.
Es importante considerar que si se construye un desarrollo de uso mixto sin planeación, podría generar más problemas que beneficios. La mezcla de negocios per se no garantiza éxito, pues puede provocar especulación inmobiliaria. Es posible que pueda darse un cambio de hábitos de los habitantes de la zona colindante así como un impacto en la infraestructura urbana que pueda afectar en el mediano plazo.
Una de las razones por las que van en aumento este tipo de desarrollos en América Latina es porque mejoran los ingresos de los desarrolladores, ya que amplía la gama de inquilinos potenciales, aumenta la productividad del terreno por la diversificación de usos y tiende a acelerar el proceso de colocación de los espacios.
No obstante, uno de los problemas de los desarrollos de usos mixtos es el estacionamiento, pues al hacer que confluyan en ellos tal cantidad de personas (inquilinos de las oficinas, propietarios de departamentos, huéspedes de hoteles y visitantes de las áreas comerciales y de entretenimiento) a veces no es suficiente el espacio que se destina para los autos.

Danny Quirós Abarca
Market Intelligence Manager, Colliers
[email protected]

Ver comentarios