Enviar
Del Monte cierra finca más grande de melón

A partir de la decisión de cerrar la operación de su principal finca melonera, la compañía multinacional Del Monte dejará sin opción de trabajo a las 1.500 personas que se encargaban de la producción.
Se trata de Finca Filadelfia, donde habitualmente la empresa cosechaba unos 2 millones de cajas de melón, en las 1,8 mil hectáreas de terreno que destina a cosechar este fruto entre enero y mayo de cada año.
“Del Monte ha tomado la decisión de no sembrar melón en Finca Filadelfia (ubicada en Carrillo de Guanacaste) en la temporada que comienza en los próximos meses. Esto no implica que sea una decisión definitiva, y que en el futuro no se vuelva a sembrar”, dijo Luis Gómez, director legal y de relaciones corporativas de Del Monte para Colombia, Ecuador y Centroamérica.
Para la temporada 2011-2012, la compañía hará las correspondientes valoraciones y decidirá si vuelve a sembrar o si mantiene la actual decisión, agregó Gómez.
En Costa Rica, Del Monte produce melón en Filadelfia, Liberia y Puntarenas.
La situación agobia a quienes dependen de esta labor para sostener a su familia durante los meses de verano.
Quienes han laborado año tras año en la actividad melonera en Filadelfia, señalan que la gran mayoría de esos 1,5 mil desempleados son cabezas de hogar, lo cual implica que el golpe afectará a unas 5 mil personas en uno de los cantones guanacastecos más golpeados por la recesión que viven otros sectores.
“Primero fue la paralización de todos los proyectos de desarrollo turístico e inmobiliarios de nuestra zona costera; ahora es el sector agroexportador del que nos proviene este duro golpe a la economía de los ciudadanos y al cantón de Carrillo. No nos queda más que solicitar la intervención del Gobierno, para que se tomen medidas prontas y funcionales que palíen la complicada situación”, alegó Carlos Alberto Chanto, presidente del Consejo Civil de Carrillo.
Las razones para no sembrar consisten en un elevadísimo costo de producción, el cual es principalmente causado por el problema que se vive en el país con el tipo de cambio.
Igualmente se toma en consideración la contracción de los mercados internacionales de la fruta.

Ernesto Villalobos
[email protected]
Ver comentarios