Enviar
Hoy se realizará presentación de ofertas para el concurso
Cuatro empresas luchan por red 3G


Danny Canales
[email protected]

Los pesos pesados de telefonía celular de Tercera Generación (3G) del mundo librarán una fuerte batalla para adjudicarse el concurso para instalar una red para 950 mil clientes.
Al menos cuatro compañías multinacionales lucharán por el jugoso negocio estimado en $225 millones, según adelantaron ayer a LA REPUBLICA.
Hoy a las 10 a.m. será la recepción de ofertas en las oficinas de la Proveeduría del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE); 25 metros al norte del hotel Palma Real en Sabana Norte.
Las compañías que dijeron sí al concurso son la sueca Ericsson Costa Rica, las chinas Huawei Technologies y ZTE Corporation y muy posiblemente también lo hará el grupo Nokia-Siemens, de capital finlandés-alemán.
Por su parte, la compañía francesa Lucent-Alcatel y la surcoreana Samsung no participarán en esta ocasión.
Se adjudicará la instalación de la red 3G a aquella empresa que no solo asegure la entrega de los equipos y garantías solicitados en el cartel, sino que además los ofrezca al menor costo.
La expectativa del ICE es adjudicar el concurso a finales de este año con la meta de iniciar la comercialización de las líneas para mediados de 2009.
Esta es la segunda licitación que realiza el Instituto para adquirir la red 3G, luego de que el primer concurso fracasara debido a que la única oferta —presentada por la china Huawei— cotizaba el equipo en $465 millones por encima del monto estimado.
En esa oportunidad las empresas ZTE Corporation, Ericsson de Costa Rica, Continex S.A., y Nokia-Siemens Network desistieron de concursar al encontrar que el proyecto involucraba “un alto componente de riesgo”.
No obstante, el hecho de que exista gran expectativa para el nuevo concurso no quiere decir que no persistan inquietudes entre algunas de las empresas que participarán; aun así, se tomarán el riesgo.
La cobertura mínima solicitada, concretamente con el hecho de que se exige abarcar zonas no pobladas como bananales, parques nacionales e incluso países vecinos, es lo que genera la mayor incertidumbre.
Además existen reservas en cuanto al modelo de financiamiento exigido y las altas multas estipuladas en caso de incumplimiento.
Lo anterior a pesar de que el ICE hizo algunas modificaciones el cartel el mes anterior, luego de que tres empresas (Huawei, Nokia-Siemens y ZTE), lo impugnaran ante la Contraloría General de la República.
Los $225 millones en que se estimó la red 3G constituye el mayor negocio en telefonía móvil que se ha desarrollado en el país hasta el momento.
Con la nueva plataforma el país pasará a tener 3,1 millones de soluciones celulares, para un promedio de poco más de tres líneas por cada cuatro ciudadanos.
Esta será la primera plataforma 3G en Costa Rica. Hasta ahora el país solo ofrece telefonía móvil de tecnología TDMA y GSM.
La nueva plataforma celular que pretende adquirir el ICE ofrece una mayor capacidad de ancho de banda, lo que permite disponer de más programas y navegar a mayor velocidad.
La red 3G se basará en la tecnología WCDMA/HSDPA con plataformas multiservicios, que ofrecerá servicios de Internet, voz y vídeo en forma simultánea.
Es decir, que los usuarios de la nueva red tendrán acceso a servicios de valor agregado como videollamada, mensajería multimedia, videolocalización, roaming de voz, datos y prepago, entre otros.
El ICE viene analizando la compra de una red de telefonía 3G desde 2004, sin embargo, ha venido analizando al compra debido a cuestionamientos realizados por sectores relacionados con el mercado celular.
Entre los señalamientos realizados destaca el alto costo de las terminales (teléfonos), pues andan por encima de los $600 cada una.

Ver comentarios