Enviar
Varias bancadas insisten en la necesidad de limitar accionar de magistrados para mejorar gobernabilidad
Críticas de Sala IV no quitan impulso a reforma
Liberación Nacional, Movimiento Libertario y Unidad Social Cristiana consideran que cambios a normativa de la Sala Constitucional no afectan equilibrio democrático ni libertades
La reforma que plantean los diputados a la ley de jurisdicción constitucional, que cobija a la Sala IV, no pone en peligro el equilibrio democrático, ni mucho menos limita la libertad de expresión que tienen los ciudadanos; por el contrario, agiliza el accionar del máximo tribunal y mejora la gobernabilidad.
Así de tajantes son los legisladores del Partido Liberación Nacional (PLN), Movimiento Libertario y Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), quienes seguirán adelante con la reforma planteada, pese a las objeciones de la Sala IV, que ve en el proyecto de ley un retroceso en materia constitucional y un peligro para la democracia en el país.
La normativa se estudia en la Comisión de Asuntos Jurídicos del Congreso y pretende, entre otras cosas, delimitar el campo de acción de la Sala IV, por medio del establecimiento de la obligatoriedad a los ciudadanos de agotar todas las instancias ordinarias y administrativas, antes de presentar su reclamo ante la Sala Constitucional.
Asimismo, pretende agilizar el trabajo de los magistrados, al dividir la Sala IV en dos subsalas para el conocimiento de los recursos de amparo y las acciones de inconstitucionalidad. Por otra parte, busca eliminar o aumentar el número mínimo de firmas de diputados para realizar una consulta facultativa sobre un proyecto de ley; además de establecer plazos de votación a los diversos reclamos.
“Atentar contra la democracia es cuando un tribunal constitucional no resuelve a tiempo, ni correctamente, o cuando la Sala se convierte en un obstáculo que afecta la gobernabilidad. Lo que nos corresponde como diputados es buscar un balance. Tenemos que hacer un alto en el camino y evaluar pausadamente la labor de la Sala en 20 años. No sé por qué la Sala ve en estos cambios una amenaza a la democracia, ya que nuestro objetivo es totalmente otro”, expresó Francisco Chacón, del PLN.
Tras conocer el proyecto de ley, Ana Virginia Calzada, presidenta de la Sala Constitucional, manifestó abiertamente que la reforma que plantean los legisladores afecta el equilibrio democrático.
Las preocupaciones de Calzada son compartidas por las bancadas del Partido Acción Ciudadana y el Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE).
“Varias de las propuestas me parecen un retroceso en materia de derechos humanos. Lo que quisiéramos es que la Sala tenga mayor poder en la etapa de ejecución de sentencias, ya que existen muchos fallos que la administración no cumple”, expresó Víctor

Emilio Granados, del PASE.
Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios