Enviar
Silla en la Organización de los Estados Americanos le cuesta al país más de $140 mil anuales
Costa Rica paga cara membresía
Cooperación técnica en diversas áreas sobrepasa la inversión, dice Enrique Castillo, embajador en foro internacional

La silla permanente con que cuenta Costa Rica en la Organización de los Estados Americanos (OEA) le cuesta al Gobierno más de $140 mil anuales.
Por ese dinero, el país tiene voz y voto en las discusiones y las decisiones que tome dicho foro multilateral regional, así como acceso a la cooperación técnica que este brinda.
En dicho organismo, Costa Rica presentó desde noviembre anterior, sus reclamos a la comunidad internacional, con el objeto de lograr la retirada de tropas nicaragüenses del territorio nacional de Isla Calero.
Asimismo, exigió a la OEA que ordenara la paralización de las obras de dragado del río San Juan en Nicaragua, las cuales estarían afectando los afluentes del río Colorado en suelo nacional.
Las pruebas evidentes de irrespeto a la soberanía costarricense y la destrucción ambiental que el país demostró de sus humedales, no lograron que dicho foro actuara con fuerza en este tema, e impusiera sanciones contra los nicaragüenses.
Sin embargo, a pesar de los ínfimos resultados, Enrique Castillo, embajador en la OEA, defendió la pertenencia del país a dicho foro, ya que dice que es la única opción que tiene el país para reclamar sus derechos.
“La verdad es que sabíamos que la OEA, por las condiciones políticas actuales del continente no iba a tomar sanciones, debido a que existe división política en el continente; sin embargo, era la única vía que tenemos para defender nuestros derechos, ya que carecemos de un ejército”, expresó Castillo.
Por otra parte, la labor de la OEA no es únicamente para resolver conflictos binacionales, como el que enfrenta a Costa Rica y a Nicaragua, sino también para canalizar cooperación técnica, manifestó el diplomático.
En ese sentido, dijo que el país recibe una gran cantidad de cooperación técnica en diversas áreas, incluso más de lo que invierte.
“El 85% del trabajo de la OEA es en cooperación técnica en diversos campos. En el caso del país, hay programas de descentralización, mitigación y prevención de desastres naturales, seguridad portuaria, desminado, control de tráfico de armas, prevención del lavado de dólares y otros, por lo que no se puede considerar que la OEA sea un gasto de dinero innecesario, solo porque Costa Rica no logró que la OEA ordenara sanciones contra Nicaragua”, indicó Castillo.
Además de la cuota de membresía, la misión en la OEA cuenta con un presupuesto mensual para salarios que supera los $40 mil, de acuerdo con el embajador, por lo que anualmente se gastan alrededor de $480 mil, solo para mantener la embajada en funcionamiento.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios