Enviar
Cosmética chilena coquetea con ticos

Propóleos, rosa mosqueta y crema de caracol son parte de la terminología de una serie de productos a base de ingredientes naturales, que una misión empresarial chilena llegó a proponer al mercado costarricense.
Empresas de la región central de Santiago de Chile lanzaron ayer en el Centro Internacional de Medicina Estética de Heredia la primera propuesta comercial.
Los representantes de la misión se reunieron con cadenas de farmacias, supermercados y centros de estética, para la distribución de sus productos.
Ante propietarias de centros de estética y pequeñas empresas del sector, Orlando Araneda, gerente de Producción de Rubegen; Ilia Fajardo, gerente de Valle Central, y Lorena Oviedo, gerente de Marketing de Prohilina, explicaron las bondades de sus productos.
“Deseamos conocer el mercado costarricense al que traemos una propuesta de cosméticos a base de materias primas e ingredientes naturales”, dijo Orlando Araneda.
Represento a la empresa Rubigen que trabaja con un aceite muy popular en Chile y en el mundo, de rosa mosqueta, un fruto que crece en forma silvestre entre Rancagua y Puerto Montt al sur del país, dijo Araneda, quien explicó que no existen cultivos, sino que el producto es recolectado en el verano cuando madura.
La semilla de este fruto tiene un alto contenido de aceite con propiedades médicas que fueron descubiertas en 1986 por la Universidad de Concepción, que empezó a ser utilizado para pacientes quemados y tratados con radioterapia.

Wilmer Murillo
[email protected]
Ver comentarios