Logo La República

Martes, 22 de septiembre de 2020



NACIONALES


Contra reloj Limón Ciudad Puerto

Danny Canales [email protected] | Lunes 10 diciembre, 2012

Guadalupe Vargas, madre de cuatro hijos, muestra cómo las aguas sucias de su barrio pasan por su casa. El alcantarillado sanitario ofrecido está en proceso de licitación para realizar el diseño de la primera fase. Foto Marco Monge/La República


Crédito para obras vence en 18 meses

Contra reloj Limón Ciudad Puerto

Vecinos dudan de que plan vea la luz

El sueño de Guadalupe Vargas es no ver nunca más los desechos que vierten todos sus vecinos por los alrededores de su casa.
La contaminación que eso produce es su mayor desvelo, pues es frecuente el tener que salir corriendo a cualquier hora hacia el hospital con alguno de sus cuatro retoños enfermo.

El atraso de los ejes peatonales que ofrece el plan Limón Ciudad Puerto obliga a los peatones a caminar por las congestionadas calles, poniendo en riesgo su vida y provocando un caos en las vías del centro.Foto Marco Monge/La República

Ese niño, señalando a su tercer hijo de menos de tres años, un día se cayó en el charco y salió lleno de cuanta cochinada pasa por ahí; hubo que bañarlo como tres veces de lo hediondo y sucio que estaba, contó.
La solución al problema que aqueja a Guadalupe se la vienen ofreciendo desde hace unos ocho años, durante una visita que realizó a Limón el entonces presidente Abel Pacheco.
Nos vienen hablando de que van a invertir una millonada en la construcción de una tubería que llevará los desechos lejos de aquí, recordó el ama de casa, refiriéndose al sistema de alcantarillado sanitario de casi $21 millones de inversión, incluido dentro del programa Limón Ciudad Puerto.
Este es un plan que cuenta con $80 millones para invertirlos en obras y programas de capacitación para mejorar la condición de vida de los limonenses, financiado mayoritariamente por el Banco Mundial.
Pero tres años y medio después de que los diputados aprobaran el dinero para solucionar el calvario de Guadalupe y sus vecinos, aún no han recibido atención alguna y más bien se corre el riesgo de que las obras ofrecidas no lleguen a ver la luz nunca.
Ello porque el crédito aprobado vence en 18 meses y hasta ahora no se ha invertido ni el 2% de los recursos.
Si a junio de 2014 el programa mantiene el lento avance que ha llevado hasta ahora, se corre el riesgo de que el banco dé por cerrado el trato y no gire más dinero.
De llegarse a ese extremo, Limón perdería la oportunidad de resolverle la situación a Guadalupe, así como el problema de inundaciones que sufren las comunidades ubicadas en la margen del río Limoncito, cada vez que llueve con fuerza.
Además se privaría a los limonenses de contar con un anfiteatro, un museo del ferrocarril, edificios históricos restaurados, parques recreativos con mayores comodidades para los visitantes y ejes peatonales.
La amenaza de que Limón Ciudad Puerto no esté listo en la fecha límite es reconocida hasta por Victoria León, actual directora del programa.
Pero adelantó que en setiembre se reunieron con autoridades del Gobierno y del Banco Mundial para sugerirles la posibilidad de prorrogar la vida del proyecto en caso de que no esté a tiempo.
El lento avance del programa estrella prometido por los tres últimos gobiernos a los habitantes del cantón central de Limón se da por cinco pecados que se han cometido.
Uno es la alta rotación en los puestos de mando. Solo en los últimos tres años ha tenido tres directores quienes, al querer imprimirle su sello propio, no le dan continuidad a lo que dejó hecho su predecesor.
La necesidad de poner de acuerdo a 15 instituciones para llevar adelante el programa es un rompecabezas que ha costado armar.
A eso se suma que el proyecto Limón Ciudad Puerto ha sido manejado por médicos, abogados y politólogos, en lugar del personal técnico adecuado.
Otro factor que ha impedido avanzar, es que al momento de aprobar los recursos no se contaba ni siquiera con los estudios básicos, por lo que la mayoría de las obras está apenas en esa fase.
Por último hay que citar que el plan se elabora y se dirige desde Zapote y no en Limón.
Todo eso ha llevado a que de todas las obras que comprende el programa solo se haya terminado la rehabilitación de seis de las 15 canchas deportivas que incluye el plan y se esté trabajando en la restauración de un edificio histórico de la provincia.
Sin embargo, el único proyecto inaugurado duró solo un año, pues al no construirle mallas para protegerlo del vandalismo, algunas de las canchas de baloncesto ya no tienen aros.
Otra tiene una filtración de agua en uno de los marcos de fútbol, que pone a los jugadores en riesgo de sufrir una caída.
Mi gran sueño es que mis hijos crezcan sin los problemas con que hemos vivido toda una vida. No es justo vivir así existiendo los recursos para darnos una solución definitiva, lamentó Guadalupe.

Escasa inversión

En los más de tres años que tiene el plan Limón Ciudad Puerto no se ha podido invertir ni el 2% de los recursos disponibles (monto en millones de dólares).

Recursos    Monto

Disponibles   80,0
Invertidos   1,4

Fuente: Unidad Ejecutora

 

Radiografía

Limón es una provincia de contrastes. Tiene un riqueza natural envidiable y cuenta con el principal puerto pero la pobreza es un 10% mayor a la del Valle Central; sin embargo, gran parte de los 440 mil habitantes vive en condiciones precarias (cifras en porcentajes).

Tasa de desocupación  50
Pobreza total   26
Pobreza extrema   9
Población sin acceso a servicios 27
Población sin vivienda propia 33

Fuente INEC

Fotoensayo: Marco Monge / LA REPUBLICA

Danny Canales
[email protected]





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.