Enviar
Consumo del lujo francés es atractivo en Latinoamérica

El consumo de productos de lujo de origen francés en Latinoamérica sigue la estela de los grandes compradores asiáticos, con México y Brasil en cabeza y Argentina en tercer lugar.
“Después de China, India y Rusia situaría a Latinoamérica, en su conjunto”, como origen del consumo del gran lujo francés, una exportación de éxito en tiempos de crisis, opinó Abraham de Amézaga, que pronunció una conferencia sobre este asunto en la capital gala.
Mientras Europa padece una de las peores crisis de su historia reciente, países como Brasil, México, Colombia y Panamá se muestran económicamente fuertes y de lo más atractivos para marcas de alta gama, según Amézaga.
“El lujo por excelencia es francés, las grandes casas de moda de perfumería, de champán y cosmética, son francesas “, resumió el filólogo y periodista español.
“América Latina tiene unos 570 millones de habitantes y sobre todo hay dos grandes potencias económicas, una es Brasil y otra es México”.
Y Argentina” ya se puede considerar como “el tercer mercado para las firmas del lujo” francés en Latinoamérica, explicó.
“A México le corresponde el 55% de la venta de artículos de lujo que se hace en Latinoamérica”, recordó Amézaga, quien contó que un 5,2% de mexicanos, algo más de 5 millones de personas, tienen la capacidad adquisitiva para acceder a las grandes marcas galas.
Esos países latinoamericanos se sitúan inmediatamente por detrás de China, Rusia e India, los que actualmente mantienen a la industria mundial del lujo, según los datos que maneja.
“Latinoamericanos compran además mucho en Europa porque los productos son más baratos que en sus países. En Brasil les cuesta en torno a un 30% más pero en ocasiones llega a un 80%, en el caso de los relojes y las joyas”, aseguró.

París / EFE

Ver comentarios