Enviar
Nueva obra en Caldera requerirá $45 millones
Construcción de muelle granelero con vía libre

• Proyecto aún tiene pendiente la aprobación del estudio de impacto ambiental
• Sala IV desestima cuestionamientos presentados por dirigente de Anep

Oscar Rodríguez
orodriguez@larepublica.net  

El encallado proyecto de un nuevo muelle granelero, en el puerto de Caldera, logrará por fin navegar hacia el proceso para su construcción, tras 15 meses de atraso.
La obra surcó, sin aparente daño, el análisis legal en que fue sometido en la Sala Constitucional desde julio de 2006, cuando Edgar Morales, subsecretario de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (Anep), cuestionó la viabilidad ambiental.
Sin embargo, los magistrados declararon de forma unánime sin lugar los alegados de Morales. Esto permitirá que Sociedad Portuaria Caldera, operador del muelle, continúe con los trámites de construcción. La firma denegó emitir un criterio hasta conocer la redacción del voto.
El muelle granelero tiene un costo de $45 millones y su desarrollo, según el contrato, se haría en tres años. Tendrá una extensión de 200 metros y un calado de entre 12 y 13 metros.
Asimismo tendrá la capacidad de almacenar hasta 400 toneladas de granos, esto permitirá que los barcos puedan atracar y descargar aunque no haya camiones esperando el producto.
La compañía tiene pendiente la aprobación del estudio de impacto ambiental que está en análisis en la Secretaría Técnica Nacional Ambiental.
Precisamente, el dirigente del Anep objetó la legalidad de que la empresa presentara el estudio después de otorgada la licitación, pues adujo que debía hacerse antes.
“Es inconstitucional que se permita, que los estudios y autorizaciones de carácter ambiental, en proyectos de la envergadura de la construcción de un puerto se realicen después del inicio del proceso licitatorio e incluso una vez suscrito y refrendado el contrato de concesión”, enfatizaba Morales.
Pero la Sala IV determinó que en este caso no se aplica un reglamento ejecutivo, de 2004, en el que se estipula la presentación del estudio ambiental antes del adjudicado el proyecto. Esto porque cuando se dio la licitación del puerto del Caldera la normativa aplicada indicaba que podía hacerse tras otorgado el negocio.
El nuevo muelle brindará mayor competitividad al país, pues actualmente los barcos con granos tienen atrasos de hasta cuatro días en promedio para la descarga o carga del producto, comentó Urias Ugalde, presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico.
“La penalización por un día de atraso de una embarcación es entre $30 mil y $40 mil. Al final, ese dinero de más, que el importador debe cancelar, se traduce al consumidor”, subraya el funcionario.
Caldera es el principal puerto que hay en el Pacífico. Por esa estructura ingresan la mayoría de granos, acero y carros que se importan.
En el último año en ese puerto se manejaron 3,3 millones de toneladas de carga, lo que representó un aumento del 32% en relación con 2005.
Ver comentarios