Confianza del consumidor se vino abajo
Enviar

Índice muestra caída de seis puntos

Confianza del consumidor se vino abajo

Cifra era mayor en gobiernos de Chinchilla y Pacheco

La expectativa que tenían las personas sobre el gobierno de Luis Guillermo Solís se vino a pique ante la incertidumbre de la situación económica y los temores de que aumenten las tasas de interés y el desempleo.

201408272330270.n55.jpg
En tres meses, la confianza de los consumidores tuvo una caída de seis puntos. Aunque es común que en los primeros meses de cada gobierno disminuya, esta baja es la mayor registrada en un arranque de gobierno en los últimos tres periodos, de acuerdo con una encuesta publicada ayer por la Universidad de Costa Rica.

La variable que más impactó en el resultado fue la expectativa sobre el futuro económico, la cual se deterioró fuertemente, con una caída de 12 puntos con respecto a la anterior encuesta, publicada en mayo.
“Una mayor proporción de las personas espera que el país entre en crisis, y cree que la situación de los hogares y las empresas será peor en los próximos 12 meses”, advirtió Johnny Madrigal, coordinador de la encuesta.
Más de la mitad de los entrevistados cree que las tasas de interés aumentarán y también un alto porcentaje espera que el desempleo y la pobreza también incrementen.
La ausencia de políticas para reducir los precios de la electricidad y la gasolina podrían incidir en el resultado, agregó el experto.
Para esto será necesario que el gobierno tome decisiones que tiendan a desalentar la incertidumbre que actualmente se vive.
“Esta situación es particularmente preocupante porque la reactivación económica es sostenible dependiendo de los niveles de confianza de los consumidores, porque reactivan consumo, y la de los empresarios, porque reactiva la inversión. Es fundamental que el país reciba señales claras que reactiven la inversión, el empleo y el consumo”, expresó Shirley Saborío, directora ejecutiva de la Unión de Cámaras.
La encuesta también mostró que el porcentaje de consumidores pesimistas es ahora mayor que el de los optimistas. Los primeros pasaron de un 14% a casi el 22%, mientras que los más satisfechos pasaron de un 26% a un 20%.
También hubo bajas calificaciones a la política económica del gobierno, de la cual solo un 11% dijo que era favorable, mientras que apenas una de cada cinco personas cree que es buen momento para comprar casa.

Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios