Enviar
Trabajadores, Gobierno y Japdeva dispuestos a valorar participación privada en negocio portuario
Concesión de puertos en Limón con buen ambiente

• Ministro Marco Vargas entregó el jueves propuesta de cronograma de concesión a directivos de Japdeva

• Sindicato de entidad portuaria propone una figura “híbrida” para operar los muelles del Caribe

Danny Canales
[email protected]

El proyecto para dar en concesión la actividad portuaria en el Caribe avanza en aguas calmas.
Todas las partes involucradas en el proyecto están anuentes a discutir la forma en que se desarrollará el proceso.
Es la primera vez en muchos años en que trabajadores, Gobierno y la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) acuerdan dialogar sobre un tema sin necesidad de manifestaciones de por medio.
La última de las partes en anunciar que participará en la negociación fue el Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap).
Sin embargo, el camino que le espera a la concesión no está tan despejado.
Lo anterior porque los trabajadores discrepan con la propuesta que plantea el Gobierno para modernizar la operación portuaria.
Mientras el Poder Ejecutivo propone dar los puertos de Moín y Limón a la empresa privada, los sindicatos plantean una figura “híbrida”.
“Lo ideal es que el Gobierno invierta en equipo y dos nuevos puestos de atraque, que nos permita seguir operando los puertos y dé en concesión las obras nuevas”, dijo Liroy Pérez, secretario de prensa del sindicato.
No obstante, el representante de los trabajadores dijo que a pesar de ello “no están cerrados a analizar la propuesta del Gobierno”.
“No nos estamos oponiendo a escuchar, pero hasta ahora no hemos recibido una propuesta formal del Gobierno”, dijo Pérez.
Asimismo, adelantó que cuando reciban la propuesta crearán una comisión que la analizará y dará su posición.
Por su parte, la posición de Japdeva es semejante a la que plantea el Poder Ejecutivo.
“El puerto necesita una fuerte inversión para poder cumplir la meta de exportar $18 mil millones para 2010”, informó Walter Robinson, presidente de Japdeva.
La capacidad de los puertos es limitada, tanto para la atracción de carga como para la de turistas, reconocieron los superintendentes de Moín y Limón.
“Tenemos dos puertos de cruceros y en esta temporada vendrán hasta cuatro cruceros por día”, explicó Karl Mc Queen, superintendente de Limón.
La propuesta que maneja el Gobierno es especializar los puertos del Caribe de manera que Limón se dedique solo a cruceros.
Por su parte, la atención de carga y combustible se trasladará de forma exclusiva a Moín.
La inversión que se requeriría para fortalecer la actividad portuaria en el Caribe es de $600 millones, según estimaciones de la Autoridad Portuaria Santander.
Ese grupo español realizó un estudio preliminar encomendado por el Poder Ejecutivo.
La in
tención del plan es aumentar de cinco a 12 puestos de atraque de barcos en Moín e invertir en maquinaria y tecnología, tanto en ese puerto como en Limón.
Con la concesión, la empresa privada que se adjudique el proyecto deberá financiar, realizar las obras y comprar el equipo.
Para que recupere la inversión, se le cederá a la compañía la operación del puerto por un lapso de entre 25 y 30 años.
De cumplirse con el cronograma en 2010 estarían listas las obras encomendadas en los puertos del Caribe, según el cronograma planteado por el Gobierno a Japdeva.
Mientras tanto, Japdeva realizaría algunas inversiones para agilizar la operación de la terminal actual para no afectar a los clientes, dijo Robinson.
“Tenemos estimado invertir en equipo y en aumentar la capacidad del puerto”, dijo el presidente de Japdeva.
Ya el Gobierno recibió los primeros recursos para arrancar con los trabajos paralelos de mejora de Limón con miras al desarrollo de la provincia y a modernizar los puertos.
A mediados de semana el Banco Mundial aprobó un crédito por $72 millones para el impulso del proyecto “Limón
Ciudad Puerto”.
Con esos recursos, más $8 millones adicionales que deberá aportar el Gobierno se rescatarán los edificios históricos del centro de Limón.
Además se construirá un alcantarillado sanitario, se fortalecerán los municipios y se financiarán proyectos a microempresarios de la provincia.

Ver comentarios