Enviar
Como prueba… apenas sirvió
Los alternativos de Jorge Luis Pinto no marcan diferencia

Insípido, esa es la sensación que dejó el empate a un gol de Costa Rica ante Honduras, donde los catrachos, también con una selección alternativa, complicaron el juego y estuvieron cerca de la victoria.
Es claro que la base de la selección que jugará la eliminatoria, desde el portero hasta la delantera, está en Europa, además de que esta era la última posibilidad de los locales de mostrarse ante Jorge Luis Pinto, pero lo que se vio no llena la retina.
Y es que, desde la presencia como capitán de Oscar Rojas, se comienzan a visualizar problemas, ya que no es un líder nato, sumado a que su rendimiento es muy flojo, tanto que fue quien más pases falló y con quien se metió la afición.
Al frente estaba Honduras, ya eso es suficiente para respetar al rival, casi el coco del área, pero que tiene su base en el Viejo Continente, por lo que acudió con un cuadro plagado de jugadores que militan en el torneo local.
Su gran estrella es David Suazo, quien ahora milita en el Catania de Italia y, aunque prácticamente no juega, le bastaron un par de acciones para demostrar su calidad.
En medio de un partido en el centro del campo, donde los visitantes tenían mayor posesión y en la que Costa Rica solo tuvo una clara oportunidad tras un remate al horizontal de Alvaro Sánchez, se dio la apertura.
Boniek García se movía por la medular y gestó un pase por la izquierda a Carlos Discua, quien vio a Suazo libre, se la pasó y este sacó lo mejor de su repertorio, con remate cruzado que se incrustó en el ángulo inferior del marco de Patrick Pemberton.
Costa Rica lejos de surgir naufragó en sus errores, la medular no sostenía la pelota, Sánchez se perdió en la banda izquierda y los pelotazos en busca del solitario Olman Vargas no generaban ningún beneficio.
En la complementaria, con el ingreso de Nestor Monge, por Juan Diego Monge, quien era de los que más intentaban llevar el balón de pie a pie, se logró la igualada.
Sánchez se unió a Oscar Rojas por la banda y vino un centro rastrero, donde la picardía y movilidad de Vargas le valieron para ganar el pique corto y tocar lo justo para vencer a Noel Valladares.
La Nacional se vio un poco mejor, sobre todo cuando, en medio de tantos cambios, ingresó Mauricio Castillo, quien pese a ponerse por primera vez la camisa Tricolor, fue quien más movilidad logró.
Honduras siempre mantuvo un mejor juego, con más movilidad, ritmo y velocidad, que de no ser por cuatro paradas claras de Patrick Pemberton y una pelota que salvó en la raya José Miguel Cubero, se hubiesen regresado a casa con la victoria.
El saldo para quienes recibieron la oportunidad de mostrarse ante Jorge Luis Pinto es malo, la mayoría no se vio bien, demostrando que son los legionarios los llamados a jugar en la eliminatoria.

Cristian Williams
[email protected]


Ver comentarios