Enviar
Cómo medir la huella de carbono
Si desea que su compañía se convierta en carbono neutral, debe comenzar por medir la emisión de gases de efecto invernadero que produce

Convertirse en una empresa carbono neutral es un paso que varias empresas en el país están dando en pro del planeta.
Este proceso requiere varios pasos para poder compensar la emisión de carbono de sus procesos productivos ocasionan.
Se lleva a cabo mediante la realización de un inventario de emisión de gases de efecto invernadero, explicó Jorge Polimeni, delegado ejecutivo de la Fundación Bandera Ecológica. Un proceso técnico que considera tan complejo como sea la operación de la empresa.
“Para pymes del sector servicios, Fundación Costa Rica Neutral ha instalado una calculadora web, la cual en dos años ha servido en más de 120 mil ocasiones para que costarricenses realicen la medición de la huella de carbono”, comentó.
La herramienta disponible en la dirección www.costaricaneutral.cr permite medir las emisiones de casas, tiendas y oficinas con un máximo de 12 personas. En el caso de una oficina el usuario debe colocar en una casilla el consumo de energía mensual según indica el recibo de electricidad, el número de personas, y además se presenta una casilla con opción para colocar hasta cuatro vehículos e indicar el tipo de combustible que utilizan y el gasto mensual, así como el recorrido diario de los empleados en kilómetros.
Al final se suman todas las cantidades emitidas que se traducen en una cantidad de dinero, que irá a un programa específico para la compensación.
Para empresas de mayores dimensiones existen otros mecanismos por los que se pueden guiar, por ejemplo la norma ISO 14064-1 con orientación para la cuantificación e informes y revisiones del efecto invernadero, que está disponible en el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO), según Manuel González, de la dirección de certificación de la entidad.
El experto también recomendó guiarse por el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GHG Protocol), que es considerada una de las herramientas más utilizadas en el ámbito internacional para llevar a cabo un inventario de emisiones.
Además actualmente está en consulta pública la norma INTE 12-01-06:2011 en Internet, que González considera un importante esfuerzo nacional, como una guía para que las empresas enrumben su camino.
Entre las recomendaciones que debe tomar en cuenta para ser carbono neutral está primero identificar cuáles son sus fuentes de emisión de gases de efecto invernadero, se definen aquellas que son directas, por ejemplo debidas a flotillas de vehículos, quema de combustible en hornos, así como lo que son emisiones debidas a las fugas de refrigerantes que tienen impacto global y en el caso de actividades agropecuarias las huellas directas producto de fertilizantes o de producción de metano, según Carlos Perera, director ejecutivo del Centro Nacional de Producción más Limpia.
Otras fuentes que se deben identificar son las indirectas, entre las cuales se pueden mencionar las vinculadas con proveedores, como los servicios de transporte por viajes de ejecutivos, entre otras.
“A partir de ahí se define cuál es el factor para hacer el cálculo, por cada cantidad de combustible hay un factor especifico, para el uso de fertilizantes hay metodologías, entre otras”, comentó.
Las empresas pueden realizar el cálculo de forma independiente, o bien recurrir a terceros para hacer la investigación.
“Una empresa carbono neutral es más ecoeficiente. Es una empresa que reduce el consumo de recursos naturales (combustibles fósiles y electricidad), y que mantiene su oferta de productos al mercado, agregándole a este un compromiso con el bienestar del planeta y con las futuras generaciones”, indicó Polimeni.
Una de las empresas en el país que han realizado esfuerzos en la materia es Toyota Rent a Car.
Con base en un contrato realizado de forma conjunta con el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal- FONAFIFO (DDC-36-2010), la compañía calculó las toneladas de CO2 producidas por su flota mediante una fórmula que considera el tipo de combustible y el kilometraje de los vehículos, con la cual se determinó que se produjeron 1.162,25 toneladas de CO2.
Una vez determinada la cantidad, la organización se comprometió financieramente con FONAFIFO en la adquisición de Certificados de Servicios Ambientales para financiar el mantenimiento de una plantación de Teka en Guanacaste, con la cual se mitiga el CO2 producido por nuestra flota.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios