Enviar

¿Cómo encauzar la carrera profesional de un hijo?
Los padres deben asesorarlos y motivarlos, pero no presionarlos

Seleccionar cuál carrera estudiar pone a los jóvenes muchas veces a dudar.
Mientras, algunos padres se preocupan sobre qué deben hacer en el proceso, hasta qué punto deben intervenir, ya que se trata de una de las decisiones más importantes en la vida de sus hijos.
Hablamos de elegir una carrera profesional con la cual se sientan identificados, que cumpla sus expectativas y a lo que se dedicarán por el resto de su vida.
“Es muy importante que los adolescentes sepan que cuentan con sus padres en este proceso. Sin embargo, es necesario saber trazar ciertos límites, ya que de lo contrario puede suceder que la decisión no esté en manos del propio estudiante, sino de los padres”, comentó Shirley Garita, directora de Atención Psicológica a Estudiantes de Ulacit.
Los padres tienen una influencia muy importante en esta decisión, de allí que la especialista considera que efectivamente pueden y deben encauzar a sus hijos adolescentes en la elección, pero no interferir en su decisión.
Explica que encauzar significa que los padres pueden canalizar sus esfuerzos en ayudar a los chicos en la búsqueda de información relativa a la profesión que más les llama la atención, valorar con ellos las diferentes propuestas universitarias en torno a aspectos como duración de la carrera, acreditación, infraestructura, sistema de becas, formación complementaria y accesibilidad, entre otras. Así como motivarlos a que participen en las ferias universitarias y en las charlas de orientación vocacional de sus colegios.
“Incluso no está mal si los padres desean compartir su propia experiencia con los hijos, siempre y cuando esto se haga en un marco de respeto y tolerancia, donde la actitud del padre de familia le permita sentirse libre de elegir algo que le guste y para lo que sienta que tiene vocación”, afirmó.
Los encargados de los jóvenes deben tener en cuenta que lo importante aquí es que el estudiante tome una decisión informada, asesorada, donde no se sienta presionado u obligado a nada y que su decisión corresponda a sus propios deseos e intereses y no se base en los deseos y expectativas de otras personas.
“Algo que considero relevante de destacar es que deben comprender que sus hijos adolescentes son sujetos activos y protagónicos de sus derechos y que deben aprender a tomar sus propias decisiones y asumir las consecuencias de estas, pasando así de la tutela paternalista y autoritaria a la garantía de los derechos del adolescente”, dijo Garita.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios