Enviar
Cómo mantener a los empleados en forma


Mantener a sus trabajadores saludables y mejorar los hábitos de vida en el trabajo debe ser una inversión por parte de las compañías

Melissa González
[email protected]

La obesidad es un problema que aqueja cada vez más, afectando en muchos casos la productividad de quienes la sufren, y como consecuencia viene el ausentismo por enfermedades relacionadas con este mal.
La mortalidad a causa de enfermedades cardiovasculares va en aumento. Se estima que en las últimas dos décadas la obesidad pasó de un 8% a más de un 20% en la zona urbana.
Estos factores han impulsado a algunas empresas a optar por los servicios de especialistas que guíen a sus empleados por una vida más saludable y plena.
Actualmente existe una opción que trabaja de forma integral con las compañías, se trata de LA Weight Loss Centers, que además de ofrecer programas individuales, cuenta con un plan especial corporativo.
“En las empresas se estima que el 60% o 70% de las incapacidades se pueden relacionar con problemas de sobrepeso u obesidad”, expresó Luis Camacho, gerente general de la compañía en el país.
Al unirse a un programa que impulse mejores hábitos de alimentación en sus empleados, se ha comprobado que el nivel de ausentismo baja, según comentó Camacho.
“Estudios demuestran que las personas saludables son más productivas, más dedicadas y están más motivadas, resultando un mejor recurso para la empresa. La calidad de vida impacta directamente sobre los resultados de gestión de una compañía”, según se publica en sitio especializado www.empresasenforma.com.ar
El programa se denomina “Bienestar en el trabajo”, y el primer paso consiste en recibir una charla con asesores de LA Weight Loss Centers, para dar a conocer el proceso.
“A veces en las empresas no se promueven hábitos saludables principalmente en la sodas”, comentó Rita Hernández, encargada de mercadeo de la compañía.
Como parte del plan, los empleados pueden optar por un paquete especial para reducir peso, con un descuento del 30%.
Para llevar un control y un asesoramiento adecuado los profesionales se comprometen a realizar una consulta en el lugar de trabajo y los empleados deben visitar alguno de los centros de LA Weight Loss Centers al menos una vez a la semana.
El apoyo de las compañías a este programa puede ser por medio de financiamientos o el subsidio del precio del programa.
“En la primera cita medimos a la persona, la pesamos y tomamos información necesaria para dar seguimiento”, agregó Hernández.
Como parte de la orientación que cada empleado va a recibir están consejos nutricionales sobre las porciones de alimentos que debe consumir, así como opciones para las personas que no tienen tiempo para almorzar, o que están ansiosas por picar durante el trabajo.
“En Estados Unidos las empresas incluso realizan competencias por departamentos para saber quien pierde más, o por ejemplo les dan $1 por libra perdida”, comentó Hernández.
Actualmente en Costa Rica empresas como bancos y centros de llamadas han optado por aplicar este sistema.
“Es como cuando las empresas ponen un gimnasio, si los empleados lo tienen cerca, van a tener más motivación para ir”, agregó Hernández.
LA Weight Loss Centers es una franquicia internacional especializada en la pérdida de peso, con más de 500 centros en diferentes países.
En Costa Rica está presente desde 2005 y cuenta con cinco centros ubicados en Escazú, Curridabat, Rohrmoser, Heredia y Moravia.
Si usted está interesado en integrar el programa a su empresa puede llamar al 2524-0362 o 2261-0332.


Sobrepeso costoso

Un estudio realizado por el centro de investigación Conference Borrad en Estados Unidos, relacionó la obesidad con altos costos para las empresas, estos son algunos resultados:

• Los trabajadores obesos cuestan a las empresas privadas de Estados Unidos unos $45.000 millones al año en gastos médicos y menos productividad

• Más del 40% de las empresas dispone de programas para tratar la obesidad de sus empleados y un 24% tiene intención de ponerlos en práctica durante 2008.

• El estudio recomienda a los empresarios prestar especial atención a que no haya ningún tipo de discriminación contra el empleado obeso antes de intervenir por el bien del trabajador como también de la empresa.

• El estudio aconseja además a las empresas a que involucren a sus trabajadores en los programas de salud en lugar de imponerles una medida desde arriba.

Fuente: Efe
Ver comentarios