Enviar
Comercio afectado por crisis de las Malvinas

La tensión entre Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas ha escalado al terreno económico, con derivaciones que afectan intereses de actores ajenos al conflicto y consecuencias inciertas para el comercio bilateral.
Cuando restan semanas para el trigésimo aniversario del inicio de la guerra entre ambos países por el archipiélago, la estrategia de Argentina para que el Reino Unido se siente a negociar por la soberanía suma presiones de tipo comercial.
El Gobierno argentino ha solicitado a grandes empresas que importan productos británicos que reemplacen el origen de esas compras por países que apoyan el reclamo de soberanía argentino, una actitud duramente criticada por Reino Unido y por la que la Unión Europea (UE) pidió explicaciones a Buenos Aires.
Según datos oficiales, la balanza comercial beneficia a Argentina, con exportaciones al Reino Unido que en 2011 sumaron $800 millones, pero estas ventas crecieron apenas un 6%, mientras que las importaciones pegaron un salto del 36%, hasta los $664,1 millones.
Así, el saldo comercial positivo para Argentina en su comercio con Reino Unido cayó casi a la mitad en un año.
Según Marcelo Elizondo, director de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales, el “enrarecimiento del ambiente” político bilateral por Malvinas “puede tener efectos en los vínculos comerciales”.
“El Reino Unido es el quinto mercado en importancia en la UE para Argentina, aunque si consideramos que los principales mercados de entrada son países como Holanda, Alemania o España en los que hay puerto de acceso a otros mercados, debe decirse que la importancia como mercado individual es aún mayor”, apuntó el experto en un informe.
Elizondo advirtió que "la tensión política bilateral podrá afectar los negocios entre ambos países y sus empresas", tanto las de capitales británicos que operan en el país suramericano como aquellas argentinas que exportan al mercado británico.
Fuentes de la Cámara de Comercio Argentino-Británica consultadas por Efe prefirieron no hacer comentarios sobre esta situación y sólo aseguraron que trabajan “por lograr el mejor clima de intercambio comercial”.
De todos modos, la preocupación empresaria por la tensión comercial ha comenzado a evidenciarse en sectores que exportan al Reino Unido, como el vitivinícola, que tiene en ese país a su quinto destino de ventas, con colocaciones anuales por unos 50 millones de dólares.

Buenos Aires/EFE
Ver comentarios