Enviar
Coliformes fecales

Me impactó fuertemente la noticia de ayer sobre el cierre por parte del Ministerio de Salud de un conocido restaurante josefino; nos duele profundamente pues se han afectado familias, clientes, amigos y una comunidad entera, no vale hacer leña del árbol caído. Confiamos que pasen por este trance doloroso y salgan fortalecidos pues obviamente esto se deriva de un grave error operativo.
Me vino inmediatamente a la memoria la nefasta experiencia con un propietario tico (que espero esté leyendo esto), que en un intento de asesoría (nunca se completó), me dijo en son de burla que el fresco natural sabía más rico con coliformes fecales.
Todo esto concluyó con una inspección de un laboratorio llevada por nosotros, que dio como resultado un análisis que describía con una palabra “el número de bichitos” de las muestras que decía: “incontables”, eso sencillamente lo decía todo.
Vale decir que el sitio cerró gracias a Dios y esperamos que no ande por otro lado haciendo lo mismo.
Hay muchísimo por hacer, comenzando por capacitar de verdad a los profesionales y no con cursos rapiditos solo para cumplir con un título.
Deben los propietarios tomarse esto bien en serio, pero pareciera que muchos tienen que ser los muertos para que la cosa se arregle en un país en el que todavía se escucha “yo me la juego”.
Cómo decirles a los propietarios que invertir en capacitación paga, y que el temor de que se les van a ir si lo hacen no tiene sentido, pues al final quien avanza es la sociedad en la que ese mismo restaurante vive.
¿Cuánto cuesta recuperar el nombre? Muchísimo menos que la inversión en capacitación.
Buen provecho y hasta la próxima semana.


Ver comentarios