Código Verde: Contaminación mecánica, sin frenos
Enviar

Contaminación mecánica, sin frenos

No hay conciencia en la mayoría de talleres automotores nacionales sobre la necesidad de manejar sus desechos apropiadamente

La mayoría de los talleres automotores que operan en el país no cuentan con un plan de manejo de sus residuos mecánicos.
Esto se debe a que no existe conocimiento sobre qué hacer con las piezas, repuestos, llantas y otros residuos que se desechan.

Una investigación realizada por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), descubrió que más del 80% de los talleres explorados no sabe cómo reciclar o eliminar su basura y así contribuir a la conservación del medio ambiente.
“Con este estudio queríamos saber el grado de conocimiento de estos locales en relación con gestión ambiental”, afirmó Javier Bonilla, de Mecánica de Vehículos del INA.
Entre los principales residuos contaminantes detectados se encuentran las partes metálicas y plásticas, vidrios y parabrisas, baterías, discos para cortar, filtros, aditivos, mangueras, llantas, compensadores y cables eléctricos, entre muchos otros.
Lo preocupante es que los mecánicos al desechar las partes no saben sobre el peligro que pueden ocasionar los tóxicos al ser derramados en el suelo o al estar expuestos al aire.
El compromiso que podrían asumir los dueños de los talleres del país comenzaría con separar cada uno de los desechos, objetos peligrosos y ordinarios, esto con el fin de poder enviarlos a empresas donde se les dé reutilización y tratamiento.
“El aceite quemado es muy contaminante, por eso es importante que este se envase y se lleve a una empresa que lo trate responsablemente”, dijo Bonilla.
El aceite quemado se reutiliza como combustible para mover algunos motores en fábricas y maquilas, y según los estudios realizados por expertos del INA los mecánicos guardan el aceite en estañones para luego venderlo a personas que no tienen conocimiento del daño ambiental que este ocasiona.
Empresas como Geocycle reutilizan y dan tratamiento al aceite quemado para darle una segunda utilización y que genere menos daño al emplearlo, explicó Bonilla.
Se dice que el 70% de las partes de un auto es reutilizable, como las partes metálicas.
Actualmente el INA empezó un proyecto de capacitación, tanto para futuros profesionales como para dueños de talleres vehiculares, para que aprendan a diseñar, de manera fácil y práctica, un plan para el manejo de residuos y así acatar las disposiciones de la Ley para la Gestión Integral de Residuos, contribuir con el medio ambiente y convertirse en talleres modelo en gestión ambiental.
La investigación se dividió en tres áreas: organización de la empresa, cultura organizacional y cuantificación de residuos.

Luis Diego Coronado
[email protected]

Ver comentarios