Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



NACIONALES


Código Tecno: Se vienen los puntocualquiercosa

Redacción La República [email protected] | Miércoles 06 julio, 2011




Se vienen los puntocualquiercosa


Polémica por los futuros cambios en la formación de direcciones web.
Fíjese en su bolsillo si no le sobran unos 185 mil dólares. Si no los tiene, esta información no es precisamente para usted, aunque seguramente le interese porque es una buena historia, así que no la abandone.
Esos 185 mil dólares son los que necesitará, a partir de enero de 2012, todo aquel que pretenda adquirir un “dominio genérico de alto nivel” en Internet. Traducido: el “sufijo” en las direcciones web, es decir, ese espacio que habitualmente llevan el .com, .org o .gov. Son veintidós las opciones disponibles.
Pero a partir del año que viene las posibilidades serán infinitas: pasaremos de la era puntocom a la “puntocualquiercosa”. Quien pague esos 185 mil dólares solo por la solicitud, más 1 millón anual de mantenimiento, podrá optar por cualquier nombre de hasta 63 caracteres en todos los lenguajes. Claro, por los valores involucrados, la medida está pensada solo para grandes empresas, instituciones o gobiernos.
El anuncio fue hecho hace unos 15 días por la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (Icann), un organismo estadounidense que, en los hechos, funciona como “el gobierno” de Internet. “El sistema de direcciones acaba de ser abierto a las posibilidades ilimitadas de la imaginación y la creatividad humana. Este podría ser el inicio de una nueva era de innovación”, dijo Rod Beckstrom, el director ejecutivo.
Pero casi nadie está de acuerdo con esta idea y mucho menos los analistas de nuevas tecnologías, quienes creen que la medida persigue principalmente un afán recaudatorio del organismo que regula los dominios en Internet.
Para la Icann las principales beneficiadas serán aquellas empresas que contraten los nuevos dominios. Podría ser un puntoford o puntomicrosoft, por ejemplo. El argumento es que estas compañías obtendrían un mayor reconocimiento de marca y más seguridad para sus operaciones en la Web. Según el organismo, contar con su propio dominio de alto nivel les permitiría combatir con muchísima más eficacia los fraudes online.
Los argumentos contrarios apuntan no solo al costo de los nuevos dominios sino, fundamentalmente, a la confusión que generará entre los usuarios de Internet. Ahora, cualquiera sabe leer fácilmente qué significa una dirección puntocom; pero, ¿qué pasará cuando existan direcciones como apple.com, buy.apple y apple.store? ¿Cuáles pertenecen realmente a Apple y cuáles no? ¿A dónde me tengo que dirigir para comprar un producto de esa compañía?
También se pronostican todo tipo de conflictos empresariales, entre quienes adquieran dominios clave como .shop, .music, .sport o .travel, entre otros. Se convertirán en una suerte de “vidriera principal” en la Web, beneficio que obtendrán simplemente por la gracia de la Icann, que pasará a tener así un poder discrecional enorme sobre los negocios de Internet.
Así, a las empresas se les dificultará y se les encarecerá enormemente su participación en la Web. No solo deberán decidir si compran los dominios de alto nivel, sino que además deberán subcontratar subdominios a los dueños de esas grandes vidrieras digitales. Apple, siguiendo con el ejemplo, deberá pagar el subdominio apple.store a quien tenga el domino .store. Y lo mismo deberá hacer con .buy, .music, y todo lugar en el que quiera participar.
Entre el 12 de enero y el 12 de abril de 2012 se podrán adquirir las solicitudes. El primer dominio podría estar activo a fines de 2012, dicen en Icann. Hay tiempo suficiente para imaginar cambios a la implementación o prepararse para una Web a pura confusión.