Enviar

Facebook: del “garaje” al premio mayor

La empresa de Mark Zuckerberg sale a la Bolsa. El objetivo: ganarle el pulso a Google

Cuando pocos lo esperaban, Facebook anunció la semana pasada que comenzará a cotizar en la Bolsa de los Estados Unidos. En el comunicado, la red social asegura que aspira a recaudar cerca de $5 mil millones, lo que le daría a la empresa un valor estimado en unos US$100 mil millones.
Desde el comienzo de la era Internet, nunca una empresa había cotizado tan alto en una operación de oferta de acciones en la Bolsa. Ni siquiera Google, que mantenía el récord tras su salida en 2004. Facebook se coloca, así, entre las principales empresas del mundo. Incluso por encima de las muy consolidadas automotrices y otros gigantes “de ladrillo”.
Como en el caso de Bill Gates, con Microsoft, y Steve Jobs, con Apple, otra vez se produce la historia de un chico “de garaje” que crea una empresa que bate todos los records de uso y, dentro de poco, también de capitalización.
El personaje en este caso es Mark Zuckerberg, un programador que creó su invento cuando era estudiante de Harvard, hace ocho años. Hoy la red tiene unos 850 millones de usuarios. Sería el tercer país del mundo en población, detrás de China y la India.
Con apenas 27 años, Zuckerberg no solo se alzará con una fortuna millonaria, sino que se consolida como una de las figuras que marcarán la historia de Internet y las comunicaciones.
Una figura cuya trayectoria no estuvo exenta de polémicas. Mark siempre apareció como aquel adolescente tímido que construyó la red para conquistar a su novia. Sin embargo nunca dejó de avanzar firmemente en la consolidación de la compañía. En el transcurso tuvo que enfrentar diversos litigios por robo de ideas, tanto de sus primeros socios (los gemelos Winklevoss), como de Eduardo Saverin, uno de sus amigos.
Pese a todo, la imagen del joven programador no dejó de crecer, al ritmo que explotaba la población de la red social. El cenit llegó el año pasado cuando Barack Obama aterrizó en California para reunirse con los principales líderes de la industria tecnológica, y en la mesa chica se sentó él, junto a gigantes como Steve Jobs (Apple), Eric Schmidt (Google), Carol Bartz (Yahoo!), Dick Costolo (Twitter) y Larry Ellison (Oracle), entre otros.
Ahora lo que viene es una nueva historia, tanto para Zuckerberg como para Facebook, que pasarán a jugar en las ligas mayores del competitivo mercado tecnológico.
Allí lo espera Google, con quien compite por el tiempo de los usuarios en la red (y la forma en que acceden a la información), lo que se traduce en mayores o menores ingresos por publicidad en línea. Y en este campeonato, su principal rival lo espera con las garras bien afiladas
Google cuenta con una poderosa batería de productos liderados por el buscador, a los que suma un navegador (Chrome) y un exitoso sistema operativo para celulares (Android), más la recientemente incorporada red social Google+.
Hasta hace poco la gente pasaba mucho más tiempo en Google que en Facebook. Pero en los últimos meses los analistas coinciden en que Facebook se acercó notablemente. Ahora se espera la respuesta de Google.

Por Ricardo Braginski
[email protected]

Ver comentarios