Enviar

¿Qué motiva a un empleado a irse?

Un mal jefe puede pesar más en la decisión que el salario e incluso los beneficios

Algunos colaboradores dejan sus puestos de trabajo en busca de mejores oportunidades, y aunque para algunos eso signifique un mejor salario, para otros se trata de huir de un ambiente hostil o de un mal gerente.
Las entrevistas de salida del personal que se aplican en las empresas arrojan entre las primeras razones la renuncia por mejora en los ingresos, es decir, más salario y mayores oportunidades de crecimiento.
“Finalmente, siendo en mi opinión la más importante, es lo que las personas dejan de decir. Generalmente, cuando una persona busca opciones de trabajo hay un disparador que le provoca hacerlo, aunque no necesariamente quiera ganar más dinero. Este disparador es la calidad de relaciones que establece con su jefe inmediato y, por consiguiente, la calidad de ambiente en el que se encuentra laborando la persona. Si estos dos elementos no son afines, la empresa tendrá una verdadera debilidad para retener el personal”, comentó Nelson Sibaja, director de Desarrollo Organizacional de Stein.
Según su criterio, la calidad de relaciones con el jefe inmediato implica la naturaleza de liderazgo, la calidad en la comunicación, el apoyo en el desarrollo y el respeto.
Mientras que en términos del ambiente considera que dependerá en muchas ocasiones de la edad del empleado.
“Si hablamos de personas jóvenes, que buscan contacto con ambientes afines a su edad, les interesará cuánta exposición tendrán a la tecnología, así como a las oportunidades que la empresa les ofrece, como viajes, capacitación, relaciones sociales que puedan desarrollar, por lo que probablemente estas personas generarán arraigo hacia la empresa”, comentó.
Por su parte, si se trata de personas de edad más madura, estima que el ambiente de trabajo les empieza a afectar si no existen las políticas y prácticas más vinculadas con las relaciones humanas, la calidad del trato, los procesos de evaluación y su vínculo con la compensación.
Una investigación realizada por la firma Manpower determinó que para el talento latinoamericano, los satisfactores básicos como la remuneración, estabilidad y beneficios siguen siendo importantes, pero lo son mucho más para quienes solo tienen una formación básica o menor.
Mientras tanto, quienes aspiran a posiciones más altas y especializadas y también los más jóvenes están siendo más exigentes en cuanto a la naturaleza del trabajo y el aprendizaje que este les puede aportar.

Melissa González
[email protected]

Ver comentarios