Enviar

Lidiar con varios jefes

Tener que responder las solicitudes de varias personas es todo un desafío, por ello es fundamental que priorice y mantenga una actitud positiva

Para algunas personas es difícil tener que lidiar con su jefe, pero otras no deben hacerlo solamente con uno, sino con dos, tres o más.
Una situación que se puede tornar tormentosa si ellos no se ponen de acuerdo y si usted no logra manejarlos de una manera adecuada.
Para algunos es todo un desafío, pero una realidad actualmente, es por ello que una de las principales recomendaciones es que se organice por prioridades y que procure además que sus jefes se comuniquen entre sí.
“Desde Recursos Humanos siempre se interactúa con diversos jefes en niveles diferentes de la organización. Para cada uno de ellos sus necesidades son prioridad, por ello es muy importante que se tengan claras las políticas y procesos y estos se hagan del conocimiento de todos los jefes y empleados”, comentó Miguel Lozano, vicepresidente de Recursos Humanos de Centroamérica de Scotiabank.
Agrega que con esta forma de trabajo se evita el estar apagando fuegos en todas direcciones al existir solicitudes de todo tipo en cualquier momento.
“Con esto al menos el 90% de las necesidades quedarán resueltas y el resto podrá manejarse cuando se presente, es decir caso por caso”, agregó.
Para cumplir con todo el trabajo asignado, recomienda conocer cuáles son las expectativas y los tiempos de entrega de cada jefe, esto con el fin de organizar las actividades y acciones a seguir para que se cumplan los objetivos en el tiempo esperado.
En el sitio especializado trabajados.com considera además importante determinar cuál es el jefe más responsable, ya que se estima que siempre hay alguno que es más colaborador.
Por su parte el sitio buscarempleo.es advierte sobre el riesgo de asumir una sobrecarga de trabajo.
“Puede suceder que al informar a múltiples jefes que supervisan sus esfuerzos cada uno de ellos lo trate como si no tuviera otras responsabilidades”, indica el sitio, que afirma que es uno de los principales desafíos que se deben asumir.
Así como el recibir mensajes contradictorios, ya que se estima que estos supervisores pueden tener expectativas diferentes y lo que impresiona a uno puede decepcionar a otro, agrega el espacio.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios