Cinco bancos concentran activos en Brasil
Enviar
Cinco bancos concentran activos en Brasil

Río de Janeiro
EFE

La concentración de los activos en manos de los cinco mayores bancos brasileños subió desde el 52,32% del total a finales de 2007 hasta el 65,72% a finales del año pasado, según datos del Banco Central citados ayer por el diario Valor.
El fuerte aumento de la concentración obedeció a las diferentes fusiones anunciadas el año pasado y que aumentaron “la musculatura” de las mayores instituciones financieras del país, según el diario económico.

De acuerdo con los datos del Banco Central, los cinco mayores bancos brasileños en diciembre de 2007 por volumen de activos eran, por orden, Banco de Brasil (estatal), el Bradesco, el Itaú, la Caixa Económica Federal (estatal) y el Real.
Los cinco contaban con activos que sumaban cerca de 1,3 billones de reales (unos $557.939,9 millones al cambio actual) y que equivalían al 52,32% del total del sistema financiero, según los datos del organismo emisor.
De ese total, el Banco de Brasil acaparaba el 16,1% de los activos, el Brandesco el 13,9%, el Itaú el 13,5%, la Caixa Económica Federal el 10,5% y el Real el 6,5%.
En 2008, sin embargo, el Itaú adquirió el Unibanco y se convirtió en el mayor banco de Brasil y de toda América Latina; el Banco de Brasil adquirió el también estatal Nossa Caixa, y el Santander español se quedó con el Real y entró en la lista de los cinco mayores del país.
Tras esas negociaciones, los cinco mayores bancos pasaron a contar con activos de cerca de 2,04 billones de reales (unos $875.536,5 millones al cambio actual), correspondientes al 65,72% del total.
Las adquisiciones también cambiaron el orden en la lista de los cinco mayores bancos de Brasil que ahora es liderada por el Itaú, con el 21,1% de los activos totales, y al que le siguen el Banco de Brasil (18,2%), el Bradesco (13,3%), el Santander (12,1%) y la Caixa Económica Federal (10,1%).
Según especialistas consultados por Valor, hay nuevas adquisiciones previstas para el 2009, porque, tal y como apunta el gerente de la consultora Serasa, Marcio Torres, “el proceso de consolidación no va a parar”.
Para Torres, la propia crisis financiera internacional aumentará la concentración, ya que provocará una fuga de depósitos hacia los mayores bancos.
“Los próximos tres años serán de una intensa competencia en el sector financiero brasileño, principalmente entre los mayores bancos, por lo tanto aún existe espacio para una mayor consolidación”, según un informe divulgado el mes pasado por economistas del Banco Fator.

Ver comentarios