Enviar
Los esfuerzos por mejorar las condiciones de acceso a ambos mercados marcarán los planes para el próximo año
China y Europa guiarán agenda comercial del próximo año


• El 8 de enero llegará comitiva china para iniciar estudio de factibilidad de tratado comercial
• País espera superar el próximo año las principales diferencias con Europa y cerrar acuerdo a inicios de 2009

Israel Aragón
[email protected]


El acuerdo de asociación con la Unión Europea y el análisis de si es factible un tratado comercial entre Costa Rica y China marcarán la agenda de comercio exterior del Gobierno para el próximo año.
Apenas iniciando 2008, concretamente el 8 de enero, una delegación china encabezada por Chen Jian, viceministro de Comercio Exterior, arribará al país para reunirse con el equipo costarricense que realizará el estudio de factibilidad.
El objetivo es que al finalizar el primer semestre se tenga listo el estudio, que eventualmente, se espera, podría impulsar una negociación bilateral.
Costa Rica es uno de los pocos países del mundo que mantienen una balanza comercial positiva con China, pues el año pasado se exportaron $1.083 millones y se importó un monto equivalente a casi la mitad, según datos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).
La otra negociación de enorme importancia para el Gobierno en su agenda comercial es el acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE), que consta de tres pilares: diálogo político, cooperación y el establecimiento del libre comercio entre ambas regiones.
Las negociaciones de este acuerdo se iniciaron el pasado 22 de octubre en San José y el Gobierno espera que concluyan en el primer semestre de 2009, fecha ambiciosa si se considera que las otras negociaciones que la UE mantiene con bloques de países llevan ya varios años.
En el caso del Mercosur, han tardado más de siete años, y recientemente se consideró que estaban bloqueadas, y con la comunidad andina más de cuatro.
En una reunión mantenida el pasado 19 de diciembre, en Guatemala, con Peter Mandelson, comisario económico europeo, una delegación de empresarios de Centroamérica le solicitó que se definieran plazos para concluir la negociación, según explicó Shirley Saborío, directora ejecutiva de la Unión de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada.
Además, durante la primera ronda se dio la primera diferencia importante en la negociación comercial, al no aceptar el equipo de negociación europeo que el punto de partida sea el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), régimen por el cual la mayoría de bienes entra libre de aranceles a Europa.
La segunda ronda se realizará en Bruselas, Bélgica, la semana de 25 al 29 de febrero, donde Costa Rica mantendrá la vocería centroamericana. La expectativa inicial era que en total se celebren cerca de diez rondas de negociación.
El país pretende lograr mejores condiciones de acceso al mercado del Viejo Continente y flexibilizar las barreras sanitarias y fitosanitarias, uno de los principales obstáculos al comercio con Europa, en especial para productos como el banano y el azúcar.
Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior, afirmó que durante 2008 el país también estudiará la posibilidad de atender una invitación a formar parte del bloque de países conocido como P4, compuesto por Chile, Nueva Zelanda, Singapur y Brunéi.
Ruiz, sin embargo, resaltó como uno de los principales retos pendientes la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta), para lo cual la Asamblea Legislativa debe aprobar la agenda de implementación antes del próximo 29 de febrero.
El otro gran tema en el cual se debe avanzar es el de unión aduanera. El pasado 12 de diciembre los presidentes centroamericanos, máximas autoridades del Sistema de la Integración Centroamericana,
firmaron el Acuerdo Marco de la Unión Aduanera, requisito solicitado por Europa para la segunda ronda de negociación.
En este tema Costa Rica ha sido uno de los que más reservas han mostrado ante el proceso, al procurar mantener autonomía para negociar acuerdos comerciales de manera bilateral y defender la existencia de aduanas periféricas.
“Tenemos que hacer las cosas bien. Europa esperaba que aplicáramos el modelo europeo, pero no podemos darnos el lujo de perder ingresos. Lo que se está evitando es eso y nos interesa que el Gobierno tenga recursos para cumplir con las agendas de interés nacional. Por eso estamos satisfechos con que el país haya logrado que los aranceles se cobraran en el país de destino de la mercancía”, afirmó Saborío.
Co
n respecto a la opinión de Mandelson sobre los avances logrados en esta materia, Saborío manifestó que “no dijo que Europa está satisfecha con la firma de marco aduanero, pero tampoco dijo lo contrario”, en el sentido de que aún quedan aspectos importantes en espera de acuerdo.
Aún siguen pendientes de armonización un 4,3% de los productos que ingresan a Centroamérica y la organización que administraría la integración aduanera.
El Ministerio de Comercio Exterior (Comex) también pretende modernizar las aduanas del país, en especial la de Peñas Blancas, “que es la más importante para el comercio con el resto de Centroamérica y actualmente es
un puesto tercermundista”, afirmó el ministro Ruiz.



Ver comentarios