CEPAL elevó estimación del PIB
Enviar
Crecimiento fue del 6,1% en 2006 y no del 5% estimado previamente
CEPAL elevó estimación del PIB

• Déficit en la cuenta corriente sigue siendo elevado por factura petrolera que se duplicó en la zona

Wilmer Murillo
[email protected]  

La estimación de crecimiento de la producción regional de 2006 fue de un 6,1%, de acuerdo con un nuevo cálculo efectuado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).
Los datos se refieren al Producto Interno Bruto (PIB), que es el valor total de bienes y servicios finales producidos dentro del territorio nacional.
De acuerdo con el nuevo cómputo —que corrige la estimación inicial de un 5%— la actividad económica del istmo en 2006 se expandió un 6,1%, un punto y medio porcentual más que en 2005 (4,5%), y medio punto superior al promedio de América Latina y el Caribe (5,6%).
En términos del producto interno bruto (PIB) por habitante, el aumento fue de un 4%. Esta fase expansiva del ciclo económico ya se ha prolongado cuatro años, y ha estado estrechamente ligada a la evolución de la economía estadounidense.
La práctica de hacer estos ajustes macroeconómicos se dan en Costa Rica y otros países e instituciones, dijo Henry Vargas, jefe del área de Estadísticas de los Sectores Institucionales del Banco Central.
Si bien casi todos los indicadores económicos mostraron avances, para mejorar decisivamente la situación social de los países de la región sería necesario crecer a tasas similares de manera sostenida por varios años.
Los países del istmo siguieron siendo muy afectados por el alza del petróleo y derivados. Entre 2003 y 2006 el precio del petróleo se incrementó de $31,1 a $66,1 por barril, y principalmente por el efecto precio, la factura petrolera de la subregión se elevó de $3.200 millones a $6.915 millones.
El gasto en petróleo creció casi dos y media veces en Costa Rica y Honduras, y se duplicó entre 2003 y 2006 en El Salvador, Guatemala y Nicaragua.
El aumento de la factura petrolera repercutió en el déficit de la cuenta corriente de los países del istmo, de manera que en 2006 equivalió a un 140% del déficit regional, con una mayor incidencia en el déficit de El Salvador.
La factura petrolera regional equivalió a un 6,7% del PIB en 2006. No obstante, su impacto fue heterogéneo por países.
En ese sentido afectó mayormente a Honduras y Nicaragua (12% del PIB) y luego a Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Panamá, donde la factura petrolera como proporción del PIB se ubicó en alrededor del 6%.
Estas diferencias guardan relación con el nivel de dependencia que cada país tiene de las generadoras de electricidad que utilizan petróleo y sus derivados para la producción de energía eléctrica.
Finalmente Cepal señaló que los indicadores macroeconómicos registraron mejorías sensibles, atenuando la vulnerabilidad externa en un entorno exterior que continuó siendo, en general, favorable.
Las políticas económicas permanecieron inalteradas a pesar de cambios de gobiernos en tres países.

Ver comentarios