Enviar
Celtics a un paso

Los Angeles
EFE

Los Celtics de Boston remontaron 24 puntos de diferencia en el segundo cuarto para vencer en el cuarto partido de la Final por 91-97 a los Lakers de Los Angeles y rozar el título de campeones de la NBA.
Paul Pierce y Ray Allen, con 20 y 19 puntos, respectivamente, destacaron en la faceta anotadora para los visitantes, mientras que
Lamar Odom, con 19 tantos, fue el máximo artillero local. Pau Gasol sumó 17 puntos y diez rebotes.
Odom, que empleó 32 minutos para lograr sus primeros puntos en el tercer partido, inauguró el marcador y lideró un inicio arrollador para los Lakers (26-7). Este dio un paso adelante cuando más lo necesitaba su equipo y lo mismo hicieron algunos secundarios, como Trevor Ariza. Gasol, desde la personal, dejó un demoledor 35-14 en el marcador.
Los Celtics, en su peor versión de toda la serie, eran un juguete roto en manos del equipo de Phil Jackson, pero cuando peor lo estaban pasando un tremendo parcial de 0-12 a su favor mitigó el vendaval (45-33). En realidad la noticia era que los angelinos acabaron la primera mitad por delante, y de forma holgada (58-40).
Comenzó la segunda parte con un nuevo acelerón de los Celtics, que volvieron a reducir a 12 el déficit (60-48). Los angelinos llegaron algo atolondrados del parón pero no les costó demasiado volver a tomarle el pulso al duelo.
Boston no había dicho su última palabra y nadie podía esperar el final que iba a acontecer. Allen y Paul Pierce se encargaron de desactivar la defensa local y, escoltados por secundarios como Eddie House y P.J. Brown, dejaron a los verdes a solo dos (73-71) a falta de un cuarto por jugar tras un impresionante parcial de 3-21.
Leon Powe, el héroe del segundo partido, empató el duelo a 73. Era la hora de Bryant. Lo sabía todo el Staples Center. Y apareció, aunque con cuentagotas. Dio aire a los Lakers (81-77), pero poco después los Celtics, con una suspensión de House, lograron su primera ventaja en el encuentro (83-84).
Allen, con una canasta imposible, y Garnett la aumentaron (83-88). Jackson y sus jugadores veían de cerca el precipicio. Los cinco puntos de separación seguían vigentes a falta de 46,8 segundos. Gasol encestó tras asistencia pero Allen le rompió la cintura a Vujacic y anotó sin oposición.
La acción de Allen suponía el fin para los Lakers y dejaba a los Celtics a un solo paso de ser campeones de la NBA.
Ver comentarios