Carretera a San Carlos cumple una década de desaciertos
Puntos vitales Los años pasan y los principales pendientes de la carretera a San Carlos continúan sin resolverse.
Enviar

201510122006570.8-1.png
La sección central de la nueva carretera a San Carlos no estaría terminada antes de un año, como lo prometió el Gobierno, debido a que aún no se completan expropiaciones y hay denuncias ambientales pendientes de resolver.
Sin estas condiciones resueltas, la empresa Sánchez Carvajal, encargada de la construcción, no podrá aprovechar los meses de la estación seca del próximo año.
Este es el panorama que se vive en el tramo de 30 kilómetros que va de Sifón de San Ramón hasta La Abundancia de San Carlos, que este mes cumplió diez años de construcción.
A la fecha, todavía está pendiente un tramo de alrededor de dos kilómetros, en una zona donde ni siquiera se han podido hacer movimientos de tierra.
Tampoco se puede avanzar con tres puentes pendientes, debido a denuncias ambientales, por estar ubicados cerca de sitios considerados como humedales.
Tanto tiempo transcurrido ya colmó la paciencia de vecinos y empresarios de la zona, quienes insisten en que el Gobierno debe tomar acciones para que se resuelvan tanto los recursos como las expropiaciones.
“Ya estamos cansados de que cualquiera venga a interponer denuncias cuyo resultado es la inacción y el encarecimiento de las obras”, señaló Patricia Romero, presidenta de la Asociación Procarretera de San Carlos.
No menos preocupante es la situación con las secciones complementarias, o puntas, pues ni siquiera se ha iniciado con su construcción.
Estas secciones no se planificaron debidamente, y en este momento se desconoce si la punta norte, que conecta la vía con Florencia será de dos o cuatro carriles. Todo depende de un estudio que debería entregar el BID, entidad que financiaría los trabajos, la próxima semana.
Tampoco existe certeza del sitio por donde pasaría la punta sur, que conectará Sifón con la carretera Bernardo Soto. Esta sección es importante porque evitará que los vehículos que se dirijan a San Carlos tengan que pasar por el centro de San Ramón.
La carretera a San Carlos ha sufrido muchísimas modificaciones desde que se planeó su construcción y su costo se ha incrementado a casi $190 millones desde los $60 millones estimados inicialmente.
Si se toman en cuenta las puntas norte y sur, el costo final supera los $200 millones.
Las obras fueron iniciadas en octubre de 2005 por parte de la empresa taiwanesa RSEA, con un préstamo y una donación por parte del gobierno de ese país.

201510122006570.8-2.png

 


Ver comentarios