Candidatos lanzan promesas al aire sin definir metas
Carlos Alvarado, candidato del PAC, tiene pensado capacitar a 35 mil personas en inglés a través del INA en cuatro años. Su programa de gobierno solo tiene metas claras para el 1% de sus propuestas. Archivo/La República
Enviar

Durante la campaña política es usual que los aspirantes presidenciales hagan decenas y decenas de propuestas.


Sin embargo, en todos los casos no se establecieron metas concretas, ni tampoco se dijo de forma clara cómo harán para resolver los principales problemas del país.


Al analizar los programas de gobierno de los candidatos punteros en las encuestas, el Estado de la Nación determinó que hay mucha ausencia de información clave y que los textos que presentaron a la ciudadanía como guía para los siguientes cuatro años, están llenos de “párrafos de transición, diagnóstico o explicaciones sobre el contexto político, pero sin propuestas específicas”.


En ese sentido, muchas de las promesas que se han lanzado, como la creación de miles de empleos, la puesta en práctica de un tren o las diversas reformas educativas, podrían irse con el viento, una vez que pase la euforia de las elecciones.


De todos los aspirantes presidenciales, Antonio Álvarez Desanti de Liberación Nacional, es el que más metas concretas propone en su plan de gobierno, no obstante apenas llega a un raquítico 6% del total de sus ideas, mientras que Fabricio Alvarado de Restauración Nacional y Carlos Alvarado del PAC, solo establecieron metas claras para un 1% de sus planteamientos.


Una idea concreta sería por ejemplo, “cubrir al 100% de la población en pobreza extrema en el programa Puente al Desarrollo antes del 2022” que defiende el líder rojiamarillo, o bien, “aprobar un plan de contingencia en materia fiscal en seis meses”, que estableció Fabricio.


Mientras tanto, Juan Diego Castro del PIN y Rodolfo Piza del PUSC establecieron metas fijas en un 4% y 3% respectivamente, en relación con la totalidad de sus propuestas.


En cuanto a la identificación de soluciones para resolver los problemas del país, los números son igual de bajos, y el resto es pura retórica electoral.


El programa del Estado de la Nación construyó una base de datos, con la colaboración de estudiantes de la Escuela de Ciencias Políticas de la UCR para analizar los programas de gobierno. La investigación se hizo siempre utilizando la misma metodología para todos los casos.


El análisis incluyó la revisión de cada uno de los párrafos de los diferentes programas de gobierno.

Planes
Los candidatos presidenciales hicieron muchas promesas, pero pocas tienen una meta clara. Acá algunas de ellas.


Restauración

  • Permitir solo la importación de vehículos eléctricos para el 2033
  • Estudiantes de colegio deben ser bilingües en un plazo de diez años
  • Negociar un plan de contingencia fiscal en un plazo no mayor de seis meses

PLN

  • Ejecutar 200 proyectos de reparación, remodelación, construcción o equipamiento de centros infantiles
  • Promover 20 mil viviendas para la clase media de hasta ¢58 millones en cuatro años
  • Aumentar cantidad de créditos de Conape para 130 mil estudiantes

PAC

  • Cubrir al 100% de la población en pobreza extrema en el programa Puente al Desarrollo antes de 2022
  • Invertir el 8% del PIB en educación los cuatro años
  • Capacitar a 35 mil personas en inglés a través del INA en cuatro años


PUSC

  • Plan de enseñanza masiva de inglés a 300 mil personas, para facilitar la inserción laboral de las personas
  • Crear un hospital nacional general, categoría regional, llave en mano antes de 2022
  • Una fuerte inversión en obras viales y de infraestructura que superará los $4.775 millones entre 2018 y 2022

PIN

  • Unificar las diferentes policías en los primeros seis meses
  • Invertir el 8% del producto interior bruto en la educación
  • Crear “un régimen de pensiones unificado, tomando como eje central IVM de la Caja

Fuente Estado de la Nación


Ver comentarios