Enviar

Camino a la OCDE

201309152118320.col11.jpg
Dentro de las características del programa BEPS que mencionamos en nuestra entrega anterior, hay un aspecto fundamentalmente distinto a cualquier programa técnico que haya lanzado con anterioridad la OCDE y es precisamente el sentido de urgencia de las instancias del poder político y el poder económico.
Esta semana se reúne el G20 para efectuar una revisión de los 15 pasos de acción relativos a las medidas urgentes que se implementarán para “parar el sangrado de las bases imponibles”. Esto seguramente se cambiará por el sudor de los contribuyentes, en especial de los grupos de empresas multinacionales. Si la percepción del G20 es que el mapa de camino diseñado es el correcto (con matices será básicamente el mismo dada la cercana participación de estos en los foros de la OCDE), tendremos un plan de acción con todos los requisitos de ejecución, voluntad política y financiamiento necesario de las naciones más poderosas, quienes paguen por esta nueva guerra contra el fraude, la evasión y la falta de solidaridad en el principio de contribuir a las cargas públicas globales. Basta recordar los casos de acoso que iniciara el Parlamento inglés contra empresas como Google, Starbucks y otros que simplemente, a pesar de su reconocido éxito mundial como marcas y servicios, no demuestran esto ante las autoridades tributarias por el uso de alambicadas estructuras mediante las que se disuade el pago de sus obligaciones tributarias.
En términos de un agente racional es cierto que no debe cumplir más allá de lo que la ley le demanda, pero parte de los nuevos postulados de “BEPS” es determinar si lo que se está aprovechando es de la opción de la norma gramatical o de su espíritu.
Seguiremos de cerca la evolución de este tsunami de medidas que vendrán además cargadas de presión sobre los países como Costa Rica, que se han caracterizado por ser refugios de grandes conglomerados para el no cumplimiento de su obligación de pagar impuestos. De igual forma podemos esperar réplicas importantes a lo interno de nuestra Tributación, quien querrá ser la primera en recaudar antes que otros lleguen por la parte que les corresponde.


[email protected]
Carmen Sánchez, especialista en impuestos
 

Ver comentarios