Enviar
Abogados solicitaron el pago de $46 millones para gastos, pero jueces lo negaron
Caja insatisfecha con sentencia
• Inculpados le adeudan a la Procuraduría más de $91 mil

Natasha Cambronero y Carlos J. Mora
[email protected]
[email protected]


La resolución de los jueces en torno al caso Caja-Fischel no dejó satisfechos a los representantes de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), institución supuestamente afectada por las acciones que derivaron el juicio.
Los abogados de esta entidad habían solicitado a los hoy sentenciados y a las empresas O Fischel R & Compañía y Corporación Fischel el pago de $46 millones, por concepto de los gastos en que incurrió la Caja en el proceso legal desde que se dio la compra de equipos médicos.
Sin embargo, esta solicitud fue negada por los Tribunales de Justicia de Goicoechea.
Si bien los jueces sentenciaron que hubo daño a la CCSS a la hora de dar a conocer la sentencia en la parte legal, no pensaron lo mismo en la condena civil, y por unanimidad declararon sin lugar la petitoria.
La resolución generó molestia entre los representantes de esta entidad, quienes reconocieron que el 3 de noviembre luego de que la sentencia quede en firme y el Tribunal dé a conocer todos sus argumentos, acudirán a la Sala Tercera.
“Es muy contradictoria la sentencia del Tribunal, no entendemos qué pasó”, dijo William Rodríguez, abogado de la CCSS.
En donde sí causó alegría el fallo fue en la Procuraduría General de la República, institución que recibirá $679 mil por daños sociales y por costos y honorarios para los abogados.
“Estamos satisfechos con el fallo, pues el concepto de daño social en un juicio penal es un término novedoso no solo a nivel nacional sino también a nivel mundial, y es la primera vez que se utiliza en Costa Rica”, explicó Gilberth Calderón, procurador de la Etica.
En este sentido, Rafael Angel Calderón, ex mandatario de la República, y su esposa Gloría Bejarano, ya desembolsaron $380 mil.
Por su parte, Eliseo Vargas, ex presidente de la CCSS ya entregó cerca de $105 mil y Gerardo Bolaños, ex directivo de la esta misma entidad, pagó $102 mil.
No obstante, todavía falta desembolsar $91,7 mil para cumplir con el pago que ordenaron los jueces.
Dicho monto deberá cancelarse en los próximos 15 días por partes iguales entre las empresas O Fischel R & Compañía y Corporación Fischel y los siete imputados que salieron condenados.
Inicialmente, la Procuraduría había solicitado el pago de $89 millones, pero este momento no fue aprobado por los jueces y se redujo a menos de un $1 millón.
Ver comentarios