Caída inmobiliaria se profundizará en 2008
Enviar
Caída inmobiliaria se profundizará en 2008


Los Angeles- Para los propietarios de viviendas, constructores, banqueros y agentes inmobiliarios de Estados Unidos, el colapso de 2007 empeorará en 2008.
Todos, desde la compañía de financiación hipotecaria Fannie Mae hasta Lehman Brothers Holdings Inc., esperan descensos el año próximo. Las ventas de casas usadas caerán un 12% y sus precios bajarán un 4,5%, según Fannie Mae.
Los analistas de Lehman estiman que casi 1 millón de hipotecas caerán en impago en 2008, frente a las 300 mil este año.
“Apenas hemos recorrido la mitad del camino en la conmoción del sector de la vivienda”, dijo Ethan Harris, economista jefe para Estados Unidos de Lehman, la cuarta casa de bolsa más grande por valor de mercado del país.
“Es simplemente una cuestión de tiempo antes de que la debilidad se propague al resto de la economía”, agregó.
El colapso del mercado residencial ha sido todo menos el aterrizaje suave que a comienzos de 2007 predijeron para los bienes raíces la presidenta del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, Janet Yellen, y David Lereah, ex economista jefe de la National Association of Realtors (NAR) en Chicago.
Los precios medianos de las viviendas cedieron en Estados Unidos este año, la primera caída anual desde la Gran Depresión, según pronósticos de NAR, un grupo nacional de agentes inmobiliarios.
“No voy a decirle que el año que viene el mercado se volverá realmente fuerte”, dijo Jim Gillespie, máximo responsable de Coldwell Banker Real Estate LLC, la mayor empresa de corretaje residencial de Estados Unidos.
Analistas de CreditSights Inc. predicen que el mercado residencial no repuntará hasta 2009, en el mejor de los casos.
Moody's Economy.com Inc., la filial de pronósticos económicos de Moody's Corp., dice que las ventas de casas tocarán fondo el año que viene, disminuyendo un 40% desde su apogeo.
La familia Hicks ejemplifica la situación. Refinanciaron hace dos años la hipoteca de su casa de cuatro dormitorios y 120 metros cuadrados. Su préstamo de $237 mil, de tasa variable, se reajusta cada mes, y ahora su pago mensual subió un 50%, a $2.700. La pareja no puede costearlo.
“Parece que vamos a tener que entregar la casa”, dijo C.W. Hicks, de 65 años, un conductor de camiones de larga distancia que ha trabajado después de la edad de jubilación para ayudar a pagar las cuentas médicas de su esposa Sandy, de 59 años.
La cantidad de estadounidenses que están atrasados en los pagos de sus hipotecas subió a un máximo de 20 años en el tercer trimestre, dijo a comienzos de este mes la Mortgage Bankers Association, una asociación de banqueros hipotecarios con sede en Washington.
Las cinco mayores constructoras estadounidenses de residencias por ingreso, encabezadas por Lennar Corp., de Miami, registraron amortizaciones parciales y cargos por $7.500 millones este año por terrenos cuyo valor se desmoronó.
Las compañías hipotecarias, entre ellas New Century Financial Corp., de California y que fue el segundo prestamista de alto riesgo en 2006, han solicitado la protección del tribunal de bancarrotas tras el impago de prestatarios incapaces de cancelar sus préstamos.

Ver comentarios