CAFTA prepara quinto aniversario
Alberto Trejos (izq.), el entonces ministro de Comercio Exterior, firmó el Tratado de Libre Comercio. Foto Archivo / La República
Enviar

Telecom y seguros, son algunos sectores que se han hecho dinámicos

CAFTA prepara quinto aniversario

No todos coinciden con la perspectiva positiva del Acuerdo

Ha sido un gran éxito para Costa Rica, el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (CAFTA, por sus siglas en inglés), según los comentarios de ayer del Banco Mundial, cuyos representantes están en el país, en vísperas del quinto aniversario del Acuerdo.

201311112232050.n111.jpg
Además, este mes se dará la apertura completa de la telefonía celular al llegar la portabilidad, la cual sería probablemente el cambio de mayor importancia, producido por las reglas en el comercio bilateral, puestas por el CAFTA.
Sin embargo, las críticas al Acuerdo incluyen el argumento de que varias medicinas importantes ahora van a costar más, así como el de que varios cultivadores nacionales quedarán indefensos, ante la importación de productos baratos norteamericanos.
Entre los beneficios del tratado, se encuentra una mejora en exportaciones, aumento en inversión extranjera, y la apertura del mercado de telecom y seguros, de acuerdo con el Banco Mundial.
Uno de los cambios de mayor importancia producidos en Costa Rica por el CAFTA, es la apertura del sector telecom, así como el de los seguros.
En telefonía móvil, a partir del 30 de este mes, los usuarios podrán por primera vez, cambiar su proveedor de servicios, y a la vez que retienen el mismo número.
Con este paso, resulta fácil para el usuario escoger su operador por las características que más le importan, sea paquetes especiales, baratas llamadas internacionales, o un amplio servicio de transmisión de datos, entre otras.
Ya la retención del número, dejará de ser un criterio que limite la libre competencia.
El Instituto Costarricense de Electricidad, casi seguro mantendrá su posición de líder en el mercado, tras la llamada portabilidad de los números; sin embargo, la estatal, así como su competencia privada, tendrán que moverse aún más, para mantener la lealtad de sus clientes.
Las empresas del sector han beneficiado más al usuario en variedad de precios y productos, así como en la penetración celular que al año pasado alcanzó el 106%, convirtiendo a Costa Rica en uno de los países que en más corto tiempo aumentaron el número de personas con alcance a Internet móvil.
En lo que a los seguros se refiere, la empresa estatal —en este caso el Instituto Nacional de Seguros— al igual que el ICE, domina el mercado.
No obstante, la entrada de no menos de una docena de otras empresas, ha permitido una competencia que beneficia a los compradores, sea por precio o por especialización, que permite un mayor grado de eficiencia.
En lo que a la inversión extranjera se refiere, un mayor grado de confianza en la forma de resolver los conflictos legales, ha impulsado la inversión multimillonaria en Costa Rica, de parte de varias empresas norteamericanas.
Con el CAFTA, cualquier disputa entre una empresa norteamericana y el Estado costarricense, se resuelve en un arbitraje internacional rápido, en lugar de un proceso convencional judicial en el país, que a menudo dura diez o más años.
Las inversiones por su parte han creado miles de nuevos puestos de trabajo, sobre todo en zona franca.
Esto implica el flujo de decenas de millones de dólares al año en el país, dado que los salarios de estas empresas son pagados por las matrices en el extranjero.
Otro beneficio para los consumidores nacionales, tiene que ver con la reducción en los precios de varios productos, hechos en Estados Unidos, ya que el CAFTA está reduciendo el costo de traerlos para acá.
La ropa y el calzado, así como varios tipos de bebidas alcohólicas, son algunos de los bienes, que anteriormente pagaban altos impuestos de importación, con el resultado de que se vendían caros en el mercado local.
Las exportaciones ticas hacia Estados Unidos por su parte, no recibieron un empujón grande mediante el CAFTA, dado que la mayoría ya llegaba a ese mercado sin barreras, aprovechando los beneficios de otro acuerdo comercial, el de la Cuenca del Caribe.
No obstante, el atún actualmente cuenta con el acceso libre al mercado norteamericano, a cambio de un impuesto de importación alto, que antes se imponía, mientras se amplió la cantidad del azúcar costarricense, que se puede vender en Estados Unidos.

201311112232050.n11.jpg

201311112237350.n.jpg

Raquel Rodríguez
[email protected]
@rrodriguezLR

Colaboraron Luis Cascante y Esteban Arrieta

Ver comentarios