Enviar

Cafta despertó participación electoral

• Miembros de mesa consideraron que la asistencia a las urnas había superado el 40% requerido poco después del mediodía

El día del histórico referéndum estuvo teñido más por colores patrios que por tonos políticos y posiblemente despertó más interés que las propias elecciones presidenciales.
Ayer después del mediodía miembros de mesa en distintas zonas del área metropolitana se mostraban muy seguros de que se superaría el 40% de participación necesario para que el referéndum fuera vinculante.
“Entre la una y dos de la tarde hicimos un sondeo por las diferentes mesas y determinamos que ya habíamos superado el 40%”, dijo Jorge Mayorga, coordinador del “no” en la escuela Mixta de San Diego de La Unión, Cartago.
Fiscales y delegados de mesa en escuelas como la Juan Santamaría, en Curridabat; Abraham Lincoln, en Alajuelita; República de Francia, en Santa Ana, y Juan XXIII, en San Antonio de Escazú, indicaron por la tarde que entre un 55% y un 65% de los inscritos en las mesas ya había votado.
La mayor asistencia se dio en horas de la mañana y hasta las 2 p.m. “Desde que se abrió la mesa a las 6 de la mañana no ha dejado de venir gente, pero los picos se han dado a las salidas de las misas”, dijo Rebeca Quesada, representante del “no” en Pozos de Santa Ana.
En las carreteras la fiesta estuvo presente aunque de forma serena, marcada por gran cantidad de signos externos de ambos partidos. No fue frecuente escuchar pitos en los intervalos que dejaban los gritos de jóvenes entusiastas que acompañaban con su voz el voto de sus compatriotas, mientras ondeaban una bandera del “sí”, del “no”, o de Costa Rica.
La queja principal de varias de las mesas del área metropolitana radicó en que la dirección electoral de las cédulas, en repetidas veces, no coincidió con la adjudicada en el padrón electoral, lo que habría perjudicado a quienes tenían menores opciones de transporte.



Ver comentarios