Enviar
Nueva rectora del sector social considera que se debe “transparentar” el proceso de auxilio, para mejorar la confianza
“Buscamos mermar el abuso con la ayuda estatal”

• María Luisa Avila asumirá la coordinación de este sector la próxima semana
• Recuperar la credibilidad tras los cuestionamientos por manejo de fondos en Vivienda será el principal reto que enfrentará la funcionaria

Pablo Mora
[email protected]

Se muestra agradecida por la confianza para asumir el puesto de coordinadora del sector social en lo que resta de la administración Arias Sánchez. Sin embargo, le preocupa el tema de la transparencia y el aprovechamiento de recursos, y promete dinamismo en su nueva función.
María Luisa Avila, ministra de Salud, fue nombrada nueva rectora del sector social, puesto que asumirá el próximo lunes. En entrevista con LA REPUBLICA, confesó la necesidad de devolverle al confianza a la gente acerca del manejo de recursos que se hace en este ámbito.



¿Por qué cree que Arias pensó en usted para rectora del sector social?
Le agradezco al Presidente la confianza. Me dijo que le gustaría que yo asumiera esta rectoría porque considera que he venido trabajando de una buena manera. Y obviamente, como médica que soy, tengo una orientación bastante social. Esto la gente lo reconoce, porque según la encuesta que sacan ustedes hoy (ayer), el 72% de los costarricenses tiene confianza en los médicos y yo siento que a mí se me ve más como médica que como política.

¿Cuáles características cree que faltan en el sector social?
Hay que imprimir agilidad, rapidez en la ejecución de las cosas y transparentar el proceso, aunque no considero que antes no fuera transparente, pero hay mucha gente que desconfía y tenemos que asegurarnos de que esa honestidad se refleje.

Pero además de esa tra
nsparencia, ¿es necesario algo nuevo o diferente en esta área?
Necesitamos priorizar. No vamos a inventar nada porque todo está en el Plan Nacional de Desarrollo. Yo debería tomar todo esto que se dio e imprimirle priorización para asegurarme de que el plan social del gobierno se cumpla.

¿Cómo lograr que se supere esa desconfianza, producto de los cuestionamientos en Vivienda?
Con información. Yo siento que como rectora del sector salud los periodistas han tenido un acceso fácil y constante conmigo. Yo soy rápida en contestar y creo que eso da a la gente confianza. Quiero una página en Internet donde la gente pueda entrar y ver qué programas se están haciendo, cuántos y cuáles son los beneficiarios, qué problemas se han encontrado, entre otros.
También buscamos mermar el abuso de algunas personas con la ayuda estatal. Esto no lo vamos a solucionar ni en este gobierno ni en los próximos, pero queremos que se establezca una responsabilidad penal al beneficiado que hace mal uso de esos recursos, porque es el dinero de todos los costarricenses.


¿Cómo propone tener un control sobre la distribución de recursos?
Por medio de muchos mecanismos. Es bastante difícil de conseguir porque el sistema de información del país todavía es muy débil. Hay que tener clara esta información para saber quiénes son los pobres, dónde están, y evitar la duplicidad de datos en el sistema.

¿Será difícil la coordinación de proyectos interinstitucionales?
Una ventaja es que Salud ti
ene muchos proyectos con todo lo social. El programa que para nosotros es el “corazoncito” es el CEN-CINAI. Por supuesto que nos enfocaremos en Avancemos, el programa estrella de esta administración y en la erradicación de tugurios, responsabilidad que le quedará a doña Clara Zomer (nueva ministra de Vivienda). Son 50 programas sociales específicos que dependen de 22 instituciones y coordinar esto no es nada fácil.

¿Eso significa que su trabajo se recargaría en la nueva Viceministra de Salud?
Se va a recargar bastante en doña Ana Morise, especialmente en la lucha contra el dengue, inmunizaciones
de la población y en la parte social. La doctora Morise se ha vinculado con programas de erradicación de pobreza y asistencia social. Será una pieza muy importante en este segundo tiempo de este partido que dura cuatro años.

Este nuevo puesto facilita un mejoramiento de su imagen, ¿podría convertirse esto en una tentación política?
En este momento yo le diría con toda la certeza que no. De hecho, usted puede ver que aquí tengo mi gabacha del Hospital Nacional de Niños con mi gafete colgado. Creo que en estos cargos hay que tener los pies muy bien puestos sobre la tierra, saber que vengo de ese centro médico y que para allá voy.

Pero su proyección pública crecerá… ¿le gustaría una diputación?
¡Ay no, Dios libre! Soy demasiado desesperada para estar sentada durante horas escuchando gente. Es más, eso si quiere grábelo y si algún día yo lo hago dígame que soy una hipócrita.

¿Qué puede esperar la gente de su nueva rectoría?
Compromiso absoluto. Yo lo que puedo ofrecer es hacer mi mejor esfuerzo para que las cosas salgan bien.
Ver comentarios