Enviar
Biodiversidad sucumbiría en 2050
Areas protegidas no evitan su pérdida, según un estudio

El establecimiento de áreas protegidas no está evitando la pérdida de biodiversidad que para 2050 puede ser catastrófica, según un estudio que solicita soluciones más efectivas para los problemas del crecimiento de la población y el nivel de consumo.
Según el estudio, publicado en la revista científica Marine Ecology Progress Series, aunque hoy en día existen 100 mil áreas protegidas en todo el mundo, que suman 17 millones de kilómetros cuadrados en tierra y dos millones en los océanos, la pérdida de biodiversidad se ha acelerado.
“Estamos invirtiendo una gran cantidad de recursos económicos y humanos en la creación de áreas protegidas y desafortunadamente la evidencia existente sugiere que esa no es la solución más efectiva”, afirmó Camilo Mora, un investigador colombiano que trabaja actualmente para la Universidad de Hawái en Manoa.
Uno de los problemas es que de esas 100 mil áreas protegidas, solo se produce un cumplimiento estricto de las normas en el 5,8% de las que están en tierra y un 0,08% de las que están en los océanos.
El gasto mundial en las áreas protegidas es de solo $6 mil millones al año, cuando debería ser de $24 mil millones, por lo que muchas áreas no están financiadas de forma adecuada.
El estudio, del que es coautor Peter Sale, director del Instituto del Agua, Medio Ambiente y Salud (Canadá) de la Universidad de las Naciones Unidas, también identificó otras cuatro limitaciones en el uso de áreas protegidas como forma para preservar la biodiversidad.
El crecimiento previsto de las áreas protegidas es demasiado lento. Al actual ritmo, para alcanzar el objetivo de cubrir el 30% de los ecosistemas del mundo con áreas protegidas se necesitarían 185 años en tierra y 80 años en los océanos.
Al mismo tiempo, las amenazas como el cambio climático y la contaminación, están avanzado rápidamente.
Igualmente, el tamaño y la conexión de las áreas protegidas son inadecuados. El 30% de estas áreas en los océanos y un 60% de las de tierra tienen una superficie inferior a un kilómetro cuadrado.
Además, solo son una medida efectiva contra dos amenazas de origen humano, la sobreexplotación y la pérdida de hábitat, pero no contra otras como cambio climático, contaminación y especies invasoras.
Finalmente, las áreas protegidas entran en conflicto con el desarrollo humano.
Por estas razones, Mora dijo que “es el momento de emplear todos esos recursos que van para las áreas protegidas y utilizarlos en estrategias que sean más efectivas”.
Las consecuencias de la falta de acción serán catastróficas, según los investigadores.
“Hoy en día la productividad de extracción sostenible del planeta se calcula en el orden de unos 11 mil millones de hectáreas. Con alrededor de 7 mil millones de personas, el consumo promedio por persona es de 2,1 hectáreas por año, es decir 14 mil millones de hectáreas”, explicó Mora.
“La población está consumiendo 3 mil millones de hectáreas más de lo que el planeta puede dar sustentablemente”.
Pero los cálculos de Mora y Sale indican que para 2050, con una población estimada de hasta 10 mil millones de personas, “se necesitarían del orden de 27 planetas para pagar los costos ecológicos de la demanda de recursos naturales de la población humana”.

Toronto / EFE


Ver comentarios